Fox y Calderón inician transición

Fox y Calderón inician transición

México (EFE).- El presidente saliente de México, Vicente Fox, y el electo, Felipe Calderón, se reunieron ayer para hablar del presupuesto del 2007 e iniciar el traspaso de poderes que concluirá el próximo 1 de diciembre.

Fox se reunió unos 45 minutos con su sucesor en la Residencia Oficial de Los Pinos, un día después de que Calderón fuese declarado presidente electo por la justicia, que también validó los comicios del 2 de julio, calificados de fraudulentos por la oposición de izquierda.

Tras el encuentro a puerta cerrada, el mandatario saliente y el entrante, que pertenecen al conservador Partido Acción Nacional (PAN), declararon a la prensa que la transición será “muy profesional”.

“Con este encuentro hemos iniciado de manera formal los trabajos para la transición de Gobierno”, enfatizó Calderón, de 43 años y ex ministro de Energía de la Administración Fox.

Añadió que se acordó formar un equipo de trabajo “que preparará diariamente una transición ordenada y permitirá al nuevo gobierno seguir trabajando intensamente desde el primer día de la próxima administración”.

Calderón dijo que pidió a los secretarios (ministros) y otros altos cargos del gabinete de Fox presentarle a su equipo un informe detallado de cada dependencia “con logros, recomendaciones y retos a afrontar” a partir del 1 de diciembre.

“Considero que la transición será exitosa porque existe la ventaja de que el Gobierno Fox ha sido ordenado y las bases que ha puesto nos permitirán avanzar más rápido y con mayor claridad en los objetivos para hacer de México el país que todos queremos que sea”, enfatizó.

Fox, de 64 años, dijo por su parte que su gobierno está “absolutamente dispuesto” en cooperar para que el traspaso de poderes se realice de manera “altamente profesional” y de acuerdo con la ley.

El mandatario saliente señaló que altos cargos de la Presidencia y los ministros de Gobernación (Interior), Carlos Abascal; Hacienda, Francisco Gil, y de la Función Pública (Contraloría), Eduardo Romero, formarán parte del equipo que se reunirá con el de Calderón.

Fox dijo que acordó con su sucesor empezar a delinear el presupuesto para el 2007, que  el futuro gobierno deberá presentar al Congreso a principios de diciembre, según la ley mexicana.

Antes de visitar a Fox en Los Pinos, Calderón se entrevistó con el presidente del PAN, Manuel Espino, y el líder del opositor Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jorge Emilio González, en el marco de una ronda de diálogos con las diversas fuerzas políticas.

El presidente electo señaló después en su primera rueda de prensa tras su designación que aspira a trabajar con “todos” los partidos políticos para sacar adelante su agenda de gobierno y lograr unas “mayorías estables” en el Congreso bicameral.

Por primera vez en la historia, el PAN cuenta con mayoría relativa en el Senado y la Cámara de Diputados tras las elecciones del 2 de julio, aunque esa situación no es suficiente para aprobar por sí solo varias reformas cruciales, como la fiscal y la energética, que Calderón piensa sacar adelante.

El futuro mandatario prometió “gobernar para todos, sin distinciones” y reiteró que está “abierto al diálogo” con su rival izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, quien desconoce su proclamación como presidente electo y le acusa de haber ganado las elecciones de julio mediante un fraude.

“Estoy dispuesto a considerar las diversas opiniones y a anteponer los intereses del país a los particulares o de grupos”, enfatizó Calderón.

Su declaración se produjo después de que el alcalde de Ciudad de México, Alejandro Encinas, correligionario de López Obrador, manifestara que Calderón es “presidente electo legal” pero no “legítimo”.