FMI, Sun Land y cumplimiento a septiembre

FMI, Sun Land y cumplimiento a septiembre

RAMÓN NÚÑEZ RAMÍREZ
Para los que soñaron con una rueda de prensa de la misión del FMI con el tema de la Sun Land, resulta que como es práctica de esa institución multilateral se limitaron a una nota de prensa, publicada en la página web, donde nueva vez se encomia el crecimiento económico con baja inflación, a pesar de los altos costos petroleros, y en un breve párrafo informaron de la recepción de abundante documentación sobre el caso en cuestión.

La misión del FMI, encabezada por Andy Wolfe, visitó el país entre el 1 y el 9 de noviembre

Y «los propósitos de la visita fueron los de comenzar el proceso de la octava y última revisión del Acuerdo Stand By con la República Dominicana, así como el de mantener discusiones en el marco de la consulta del Artículo IV. Dicha consulta realizada de manera periódica por el FMI con sus países miembros, tiene por objeto analizar la política económica y las perspectivas macro-económicas del país en el mediano plazo. Esos fueron los objetivos de la misión y las autoridades pusieron en manos de la misión toda la documentación del caso Sun Land y se reunieron con varios funcionarios como el Consultor Jurídico, el encargado de la Oficina Supervisora, así como abogados consultados. Ciertos opositores se volvieron a «ponchar» porque especularon con el objetivo de esa visita, hicieron correr la especie de una supuesta rueda de prensa y llegaron al extremo de adelantar situaciones de ruptura de un acuerdo, que por cierto es el más exitoso en los últimos años.

En el pasado gobierno del PRD-PPH la República Dominicana representó uno de los casos más difíciles para el FMI debido a la incapacidad de las autoridades de cumplir con las metas del programa en las dos primeras revisiones; sin embargo esta administración ha cumplido, en algunos sobre-cumplidas, las metas fiscales y monetarias en siete revisiones y en la presente, la de septiembre y última, también fueron satisfechos los pisos y techos de las diferentes variables.

En el ámbito fiscal, en cuanto a los «Criterios Cuantitativos de Desempeño la meta del programa a septiembre contemplaba un superávit en el balance del sector público no financiero (SPNF) de RD$10,500 millones, sin embargo las cifras preliminares apuntan a un superávit de RD$13,989.3 millones, superior en RD$3,489 millones a la meta, que por cierto es la cantidad autorizada por la misión del FMI a ser gastada en los planes de reconstrucción de la infraestructura afectada por la tormenta Noel. El sector público no acumuló atrasos en los pagos de deuda externa y superó en RD$62.0 millones la meta de transferir RD$4,350 millones al Banco Central.

El manejo prudente del endeudamiento externo, así como del interno por parte del gobierno, se manifestó en el cumplimiento del Criterio Cuantitativo relativo a la contratación neta de deuda externa para proyectos (inferior en US$32.4 millones a la meta de US$410 millones) así como las metas indicativas de contratación bruta de deuda externa relacionada con proyectos (inferior en US$32.4 millones a la meta) y contratación bruta de deudas externa con apoyo presupuestario que fue inferior en US$214 millones a la meta de US$540 millones. En cuanto al interno el SPNF (meta indicativa) pudo experimentar un cambio de RD$13,000 millones en los préstamos con el sistema bancario; sin embargo el cambio fue nulo, lo cual indica que el sector público en vez de aumentar los préstamos a la banca mantiene elevados depósitos en el sistema.

En los «Criterios Cuantitativos de Desempeño» de la parte monetaria, los Activos Internos Netos (definidos como el dinero en circulación menos las reservas internacionales netas definidas por el programa) fueron negativas en RD$17,000 millones, mientras el tope de esa variable era a junio RD$3,400 millones, lo cual es un reflejo de los altos niveles de reservas internacionales en comparación al dinero en circulación.

El Banco Central sigue presentando récord históricos en materia de las reservas internacionales y así a septiembre las RIN (reservas internacionales netas menos el encaje de los bancos en dólares) ascendieron a US$1,622.8 millones, cifra superior a los US$900 millones señalados como piso del programa. La única «Meta Indicativa», la Base Monetaria, ascendió a RD$113,900 millones frente a un techo meta de RD$115,000 millones. Gracias al sobre-cumplimiento de la meta del superávit fiscal las autoridades del BC han podido flexibilizar la política monetaria, incrementando la Base Monetaria y reduciendo la holgura de la meta en relación a revisiones anteriores.

Las autoridades están culminando con brillantez el Acuerdo Stand By con el FMI, pasando ocho revisiones sucesivas, cumpliendo con las acciones en materia de las reformas estructurales, incrementando el prestigio del país y su clasificación crediticia, convirtiéndolo en uno de los programas paradigmáticos del FMI en los últimos años y los que soñaron que el manipulado tema de la Sun Land podía afectar las relaciones con el organismo multilateral, los que soñaron con una rueda de prensa de la misión, se volvieron a ponchar como otras tantas veces.