Flexibilizan medida sobre importación de ropa usada

<P>Flexibilizan medida sobre importación de ropa usada</P>

Aduanas  flexibilizó la medida que  prohibía a partir del año próximo la importación de ropa y calzados usados   por la frontera de Dajabón, pero aclaró que mantendrá un control para evitar el contrabando y la introducción de enfermedades a través de esas mercancías.

SANTIAGO.  La Dirección General de Aduanas  flexibilizó la medida que  prohibía a partir del año próximo la importación de ropa y calzados usados,   por la frontera de Dajabón, pero aclaró que mantendrá un control para evitar el contrabando y la introducción de enfermedades a través de esas mercancías.

Al ofrecer la información, el director general de Aduanas, Rafael Camilo, descartó que se vaya a impedir la comercialización de tejidos y calzados en la zona fronteriza, “porque en ese mercado se ha desarrollado una importante economía”.

“Hay que permitir este mercado, porque desarrolla una economía y porque no hay otra actividad importante en la frontera, y sería quitarle un medio de vida a una gran cantidad de gente”, manifestó el director de Aduanas.

El pasado  7  de abril, el entonces director  general de Aduanas,  Miguel Cocco (fallecido), dispuso la prohibición de la importación de ropa usada,  medida que comenzó  a aplicarse de manera “gradual”, para hacerla efectiva  a partir de 2010,  lo que de inmediato causó  preocupación en  las personas  que viven de este  negocio.

“Hay una ley de 1973 que habla de la prohibición, pero se trata de  ropa usada en hospitales de otros países, para evitar que entren enfermedades”, explicó  Camilo al ser entrevistado sobre el tema, tras inaugurar las oficinas regionales de Aduanas en esta ciudad.

El funcionario dijo entender  que el negocio de venta de ropa nueva y usada por los mercados de la frontera  es una tradición de la que depende una gran cantidad de familias.

“Hemos dispuesto formalizarlo y controlarlo, especialmente el contrabando. Hemos dado facilidades para que siga el mercado, y lo que hacemos es cobrar 50 centavos por kilo de ropa usada,  que le llaman pepecera”, explicó Camilo.

Las claves

1.  No prohibirá importación

 Camilo   dijo  descartar que se vaya a impedir la comercialización de tejidos y calzados en la zona fronteriza, “porque en ese mercado se ha desarrollado una importante economía”.

2.  Dice habrá controles

Señala que mantendrá un control para evitar el contrabando y la introducción de enfermedades a través de esas mercancías.