Fitness de Hoy
Mitos y  realidades sobre los  efectos de las pesas en mujeres

Fitness de Hoy<BR>Mitos y  realidades sobre los  efectos de las pesas en mujeres

En los últimos años, las pesas se han convertido en una herramienta imprescindible para la mujer que quiere verse tonificada y además perder peso.

Ya es muy conocido el hecho de que restringiendo las calorías y hacienda dietas rigurosas nos lleva a perder peso por la pérdida de grasa claro, pero también de agua y de masa muscular y esta no es la forma ideal de hacerlo, a la larga no funciona, ya que el músculo es lo que nos da esa apariencia de estar tonificadas, torneadas y en forma.

Es por esto que siempre recomendamos que, además del ejercicio aeróbico cuya función principal es quemar grasa corporal y mejorar la capacidad cardiovascular, debemos complementar nuestra rutina de fitness siguiendo un entrenamiento de resistencia, es decir con máquinas o pesas; lo cual constituye la mejor manera de perder grasa corporal debido a que el músculo está metabólicamente activo.

Ahora bien, en la mayoría de los casos, lo primero que le llega a la mente a las mujeres que van a iniciar una rutina con pesas, es el temor de que el entrenamiento nos haga crecer mucho en volumen muscular, quitándonos la feminidad debido a la  hipertrofia muscular, dando una apariencia masculina. Este es uno   de los principales mitos

Los hombres y las mujeres somos muy  distintos fisiológicamente y esto se pone de manifiesto a la hora de entrenar. En nosotras la hormona predominante es el estrógeno que nos da las características femeninas, mientras que en los hombres predomina la testosterona, esta es la responsable de los caracteres masculinos.

Recomendaciones

Entrenamientos

Los entrenamientos con pesas más efectivos son aquellos que realizamos de manera intensa, con poco descanso entre cada serie. Realiza pesas tres días a la semana alternando todos los grupos musculares en esos días y complementa tu rutina con dos días de aeróbicos.  A pesar de los   beneficios, aún  hay muchas mujeres que evitan practicar pesas por temor a masculinizarse.