Fiscalía y defensa presentan alegatos en juicio a expadrino mafioso de Boston

Fiscalía y defensa presentan alegatos en juicio a expadrino mafioso de Boston

Boston. EEUU. AFP. La fiscalía y la defensa presentaron hoy los alegatos en el juicio de James Bulger, expadrino de la mafia irlandesa de Boston, noreste de Estados Unidos, con la descripción de sus crímenes por una parte y la negación de todo vínculo entre el acusado y  la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) del otro.  

Bulger, detenido en 2011 en California, oeste, tras permanecer prófugo durante 16 años, está acusado por la fiscalía federal de Massachusetts de 19 asesinatos, extorsión, lavado de dinero y tráfico de armas.  

Su papel como presunto informante de la FBI, durante años coloca a la policía en una posición particularmente incómoda durante el proceso que lleva adelante la jueza Denise Casper.  

El fiscal Brian Kelly presentó este miércoles al juicio como el «del crimen organizado, la corrupción pública y todo tipo de actividades ilegales», denunciando «un grupo de criminales que hizo estragos durante 30 años» en Boston bajo el liderazgo de Bulger. 

El fiscal dio a conocer detalles sórdidos sobre Bulger, actualmente de 83 años, explicando que el expadrino no dudaba en hacer «el trabajo sucio», estrangulando o matando a balazos a quienes considerada como rivales, informantes o testigos molestos. 

«A Bulger le gustaba alimentar el mito de que no era traficante de droga», pero su grupo mafioso Winter Hill «hizo mucho dinero vendiendo droga, especialmente cocaína», agregó Kelly.  

Según el fiscal, Bulger se convirtió él mismo en informante del FBI, para proteger sus negocios delictivos.  

Vestido con chaqueta verde, el acusado, que figuró durante años en la lista de los «diez criminales más buscados» por el FBI, escuchó impertérrito la descripción de sus supuestos delitos.  

De su lado, el abogado defensor J.W. Carney utilizó su alegato inicial para sembrar la duda sobre los crímenes imputados a Bulger y cuestionar la credibilidad de algunos testigos que piensa presentar la fiscalía.  

«Con sus pasados, ¿podrán creerles más allá de toda duda razonable?», les preguntó a los jurados, haciendo hincapié en el ex cómplice de Bulger, Stephen Flemmi, condenado a reclusión de por vida y que declarará convocado por la fiscalía.  

Sobre todo, la defensa rechazó que el acusado fuese informante del FBI y se refirió en cambio al particular vínculo de Bulger con un agente de esa oficina hoy en día retirado y que en su época era una «estrella», John Connolly, a quien le habría entregado decenas de miles de dólares. 

«¿Un informante pagaría decenas de miles de dólares a un agente? ¿No sería más bien lo contrario?», declaró el abogado, asegurando que el «expediente» de Connolly contra Bulger había sido «fabricado».  

Bulger inspiró el personaje encarnado por Jack Nicholson en el filme «Los infiltrados» de Martin Scorsese. Además, hay varios libros sobre su historia.  

Al momento de ser detenido vivía bajo un falso nombre junto con su pareja Catherine Greig, 22 años menor que él.  

Creig también fue detenida y condenada en junio de 2012, a ocho años de prisión tras haberse declarado culpable de haber protegido al prófugo. 

Tras los alegatos, comenzaron a prestar declaración los primeros de las decenas de testigos previstos por ambas partes.  

El proceso podría extenderse hasta septiembre.