Fiscal pide poner fin a excesos PN en barrios

<p>Fiscal pide poner fin a excesos PN en barrios</p>

POR TANIA HIDALGO
El fiscal del Distrito Nacional, José Manuel Hernández Peguero, afirmó ayer que para garantizar el éxito del Plan de Seguridad Democrática es necesario que la Secretaría de Interior y Policía faculte a los fiscales de las fiscalías barriales de la supervisión o dirección de los agentes policiales, a fin de descontinuar una serie de excesos en que éstos incurren.

“El éxito del Plan de Seguridad Democrática estará, en esta etapa, garantizado cuando a los fiscales barriales se les identifique como los responsables sectoriales de la supervisión de su efectividad y de la garantía con que los agentes deben proteger los derechos de los ciudadanos”, precisó.

Hernández Peguero sostuvo que es una queja constante en las comunidades que los agentes de la Policía Nacional se exceden en el trato a los ciudadanos.

“Consideramos que el fiscal barrial es el más competente para liderar la ejecución de este exitoso Plan de Seguridad Democrática”, puntualizó.

Refirió que de acuerdo con los informes recibidos, los policías se exceden tanto en las denominadas redadas como en la incautación de motocicletas, para cuya devolución solicitan determinadas sumas de dinero.

Insistió en señalar que el respeto ganado por los fiscales barriales “permite, ante todo, garantizar la presencia de un funcionario responsable frente a tantos violadores de la ley como a los agentes policiales. Un funcionario responsable, capaz de dirimir los conflictos entre los ciudadanos, perseguir efectivamente a los infractores de la ley y también lograr que los miembros de la Policía ajusten su comportamiento a lo establecido en la ley, respetando los derechos de los ciudadanos”.

En ese sentido, favoreció que el secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda Rancier, que es el propulsor de este programa, faculte a los fiscales barriales para dirigir las acciones de los agentes del orden en los barrios. 

Explicó que el Código Procesal Civil atribuye ante todo una labor de supervisión de los miembros de la policía, a fin de garantizar los derechos de los ciudadanos.

Agregó que de hecho los fiscales visitan los cuarteles y dan salida a las personas detenidas ilegalmente.