FINANCIAL TIMES
«El loco» regresa a Ecuador prometiendo una revolución

FINANCIAL TIMES <BR>«El loco» regresa a Ecuador prometiendo una revolución

POR HAL WEITZMAN
LIMA.-
El frágil contexto político de Ecuador parece estar deteriorándose, después del regreso del exilio de un ex-presidente que promete una «revolución de los pobres», modelada según e la Venezuela de Hugo Chávez.

Al declararse «más viejo y más loco que nunca», Abdala Bucaram, el «Loco» de estilo propio de la política ecuatoriana regresó de Panamá a su pueblo natal de Guayaquil el fin de semana pasado, prometiendo encabezar un movimiento populista anti-norteamericano en el país andino.

Las divisiones políticas del país de este país han convivido alrededor de la purga de la Corte Suprema en diciembre pasado, una medida que se consideró ampliamente como un «agarre del poder» por parte del presidente Lucio Gutiérrez. La embajada de Estados Unidos en Quito, dijo ayer al Financial Times que está preocupada por la «crisis judicial» de Ecuador.

El señor Bucaram vio despejado el camino para regresar la semana pasada cuando la corte, llena de aliados políticos del señor Gutiérrez, desestimó los cargos criminales en su contra.

El Partido Roldosista (PRE) del señor Bucaram ayudó a evitar que se condenara al señor Gutiérrez por el Congreso en noviembre último. La rehabilitación de su propio líder se considera la recompensa.

Una de las primeras declaraciones del señor Bucaram a su regreso a suelo ecuatoriano fue expresar tristeza por la muerte del Papa, de quien se dijo «no quería morir hasta que el líder del pueblo ecuatoriano regresara a su patria».

El señor Bucaram generó una manifestación de cientos de personas el fin de semana. Su retorno inyecta nueva incertidumbre en un contexto político delicado y obliga a la oposición a mostrar su fuerza..

En la provincia de Pichincha, que incluye la capital Quito, Ramiro González, el prefecto, pidió que empiece una huelga general indefinida el 12 de abril, con el objetivo de derrocar al señor Guitérrez.

Walter Spurrier, de la Universidad Casa Grande en Guayaquil, dijo que la retórica anti-norteamericana del señor Bucaram es a la vez personal y política.

«En 1997, EEUU acusó a Bucaram de ser corrupto», dijo. «Bucaram y sus aliados siguen sintiendo que le dieron la luz verde a sus opositores para derrocarlo».

Sin embargo, el señor Spurrier añadió que el señor Bucaram es muy capaz de cambiar sus criterios abruptamente, de un día para otro. «Por ejemplo, dice ahora que se opone a la dolarización, pero como presidente propuso una junta monetaria, que pegó el sucre al dólar».

El señor Bucaram, quien fuera presidente durante seis meses en 1996-97, fue descartado por el Congreso por «incapacidad mental» y supuestamente malversar fondos públicos. Huyó a Panamá, donde durante ocho año continuó liderando el PRE en el exilio.

En sus disposiciones de la semana pasada, la Corte Suprema también le permite a Gustavo Noboa, el ex presidente, regresar de su exilio en República Dominicana. A Alberto Dahik, el ex vicepresidente que huyó de Ecuador manejando su propio avión privado en 1996, también se le ha permitido regresar al país. El señor Dahik ha estado viviendo en Costa Rica.

La inestabilidad política no ha hecho nada por mejorar la reputación de Ecuador entre los inversionistas internacionales. La semana pasada, el Ministerio de Finanzas pidió un canje de bonos importante, mencionando condiciones desfavorables en el mercado.

Ayer Merril Lynch redujo su recomendación sobre la deuda de Ecuador de peso de mercado al grado inmediatamente inferior, alegando que el regreso del señor Bucaram «pudiera profundizar la crisis política hasta su punto más bajo».

«Vemos que esa confrontación dejará opciones muy reducidas para que el Congreso apruebe cualquier reforma incluida en la maxi-cuenta enviada al presidente hace un mes», añadió Merril Lynch.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION