FINANCIAL TIMES
Caso de adquisición china saca a la luz panel secreto

FINANCIAL TIMES <BR>Caso de adquisición china saca a la luz panel secreto

POR STEPHANIE KERCHGAESSNER
Las ambiciones de CNOOC de adquirir UNOCAL puede que hayan muerto en Washington esta semana, pero los intentos de los legisladores norteamericanos por cambiar la forma en que se veta a las compañías estadounidenses, es probable que mantenga un debate caliente en las próximas semanas.

El comité sobre inversiones extranjeras en Estados Unidos (CFIUS), un panel secreto de varias agencias encabezado por el departamento del Tesoro que analiza las inversiones extranjeras desde el punto de vista de la seguridad nacional era, al menos antes del debate sobre CNOOC [la compañía petrolera estatal de China], un comité del gobierno bastante oscuro que operaba en un segundo plano en Washington.

Hoy, las interrogantes de los legisladores sobre la forma en que opera CFIUS, que lo controla, y el criterio que utiliza para determinar si un negocio extranjero se debe aprobar o no, pudiera alterar significativamente la recepción que las entidades adquirientes foráneas de compañías norteamericanas reciben en Washington.

Aunque la mayoría de los expertos de CFIUS dicen que la controversia que rodeó la oferta de CNOOC probablemente no disuadirá las inversiones extranjeras en EEUU en general porque la oposición al negocio se centró en China, ellos sí reconocen que hay un cambio en camino que pudiera alterar el equilibrio de poder de la Casa Blanca al Congreso, a la hora de determinar qué tipo de acuerdo se podría aprobar en el futuro.

Las demandas de algunos legisladores de que el CFIUS sea menos «secreto» en su enfoque de los negocios y más comprometido ante el Congreso, es probable que respaldado por un estudio que se debe publicar el mes próximo por Government Accountability Office.

Se espera que el senador Richard Shelby sostenga una audiencia sobre el CFIUS después que se publique el informe. El poderoso presidente del comité bancario propuso una legislación que le permitiría al Congreso bloquear una transacción externa después de una análisis, aún cuando el negocio recibiera la aprobación del presidente.

Sin embargo, los esfuerzos por cambiar al CFIUS probablemente chocarían con la resistencia de la Casa Blanca, la que, por lo general, se ve que adopta un criterio más equilibrado con los acuerdos.

Bajo las reglas actuales del CFIUS, el panel multi-agencias tiene permitido investigar el acuerdo durante 75 días antes de hacer su recomendación al presidente, quien decide finalmente si se debe bloquea o no.

Los proponentes del sistema actual dicen que el proceso funciona, en parte gracias al enfoque balanceado que asume el comité, sopesando las preocupaciones legítimas de seguridad nacional con el reconocimiento de que la inversión extranjera en EEUU es un segmento vital de la economía.

Daniel Spiegel, un ex-embajador de la Organización de Naciones Unidas y un abogado de Akin Gump, que representó a CNOOC, dice que hay «cuestiones reales» en el criterio del señor Shelby y otros que pudieran politizar más la política de inversiones de EEUU.

«Existe una diferencia entre la supervisión del Congreso y que el Congreso se convierta en una entidad que toma decisiones, y parece que con el punto de vista de Shelby, el Congreso se convertiría en un tipo de agencia de análisis de las inversiones», dijo el señor Spiegel.

Nancy McLernon, vicedirectora de la Organización de Inversiones Extranjeras, que representa a las compañías extranjeras en EEUU, dice que la experiencia de CNOOC destacó los errores de concepción que algunos miembros del Congreso tuvieron en cuanto a la forma de operar de CFIUS.

«Vamos a invertir mucho tiempo educando al personal y los miembros del Congreso sobre cómo es el proceso. El CFIUS sí tiene potencial para alterar las transacciones», expresó.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION