Félix Sánchez clasifica precariamente

Félix Sánchez clasifica precariamente

HELSINKI (AP).- «Voy morir dentro de la pista; no regalaré mi corona», dijo con firmeza Félix Sánchez, rengueando en forma muy visible y tras haberse clasificado ayer sábado a las semifinales de los 400 metros con vallas en la jornada inaugural del mundial de atletismo

   «El hueso parece que se sale, estoy corriendo con un terrible dolor», subrayó el doble campeón mundial dominicano.

   A pesar de que derrocha coraje, parece poco probable que Sánchez llegue intacto para la nueva batalla prevista apenas un día después de que se le haya reagravado una vieja lesión en su pie derecho, la cual estuvo a punto de dejarlo afuera de esta máxima justa.

   Sánchez, quien en Atenas 2004 le regaló a la República Dominicana el primer oro olímpico de su historia, llegó segundo en una serie que venía ganando con amplitud. Pero luego de saltar el último obstáculo aflojó el ritmo y fue superado por el estadounidense Bershawn Jackson.

   «De repente me aumentó el dolor en el pie y no pude más», destacó «SuperSánchez», quien tras su llegada a la meta empezó a cojear y se sacó la zapatilla de su pie derecho dando muestras de dolor. Sánchez, que corrió solamente dos pruebas en el año, arrastra ese problema desde hace un tiempo, además de otros dolores musculares.

   «No voy a abandonar de ninguna manera», dijo totalmente convencido el dominicano de 28 años. «Voy a morir dentro de la pista…No pienso regalar mi corona; eso nunca».

   «Realmente es muy doloroso, pero he entrenado por mucho tiempo para irme a casa así no más», dijo luego.

   Sánchez marcó 49.47 y Jackcson 49.34. Tomando en cuenta las cinco series, Sánchez se clasificó en el 10 lugar entre 40 competidores, a la cabeza de los cuales quedó el estadounidense Kerron Clement, con 48.98.

   Clement (47.24) y Jackson (47.62), tienen en ese orden los mejores registros del año, con lo cual no es casualidad de que hayan llegado arriba, aprovechando además de que Sánchez corrió desminuído.

   La eliminatoria de la que participó el dominicano resultó la más lenta de todas.

   Desoyendo recomendaciones médicas y la de su agente Tony Campbell, el notable atleta igual viajó a Helsinki para defender su reinado.

   «Me voy a presentar en las semifinales, porque si me destronan será aquí y no mirando el mundial por TV», subrayó Sánchez, quien tras la prueba se paró para hablar con los periodistas, a los que se acercó tal como se fue: caminando con mucha dificultad.