Félix Díaz Va tras la gloria como boxeador profesional

Félix Díaz Va tras la gloria como boxeador profesional

En los Juegos Olímpicos Beijing 2008, pocos imaginaron a Félix Díaz subir a lo más alto del podium para recibir la medalla de oro.
El peso welter ligero dominicano derribó todos los pronósticos, muchos de los cuales ni siquiera le daban posibilidades de entrar al cuadro de medallas de la más exigente competencia olímpica del mundo.

Como boxeador olímpico, el nativo de Sabana Perdida llegó hasta lo más alto que pudiera aspirar cualquier atleta.
Su oro en Beijing, después de superar a cinco rivales, incluido al campeón olímpico Manus Boonjumnong, de Tailandia, se unió a la presea dorada que obtuvo en los Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2002 y al bronce en los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003.
Por otra hazaña. Tras su éxito como boxeador amateur, Díaz incursiona en el profesionalismo, donde pretende conseguir logros tan importantes como sería el de ser campeón mundial.
La oportunidad se le presenta para el 20 de este mes en el Madison Square Garden de Nueva York, donde el dominicano podría ganar dos fajas mundiales en una misma noche.
Para ello debe derrotar al estadounidense Terence Crawford y los pronósticos, que otra vez, le desfavorecen.
Díaz subirá al cuadrilátero con una foja de 19 victorias, con solo una derrota y nueve nocauts, mientras que el campeón vigente lo hará con 30-0 y 21 KOs.