Fed sorprende con baja tipos de interés 0.50 punto

Fed sorprende con baja tipos de interés    0.50 punto

Officers of the US Federal Reserve stand watch in front of the Fed building October 29, 2008 in Washington, DC. The US Federal Reserve was widely expected to deliver another cut in interest rates Wednesday to offer more help to an economy choked by a credit squeeze. AFP PHOTO/Karen BLEIER

La Reserva Federal anunció por sorpresa una bajada de tipos de interés de 50 puntos básicos hasta un rango entre el 1 y el 1,25%.
El banco central de EEUU no había tomado una decisión de este tipo sin reunión previa desde la crisis financiera de 2008, ni tampoco un movimiento de tal magnitud.
Las bolsas reaccionaron con cierta desconfianza por la descoordinación de los bancos centrales. La Fed se ha anticipado al resto de entidades, a pesar de haberse celebrado una reunión previa del G7.
El presidente de la Fed, Jerome Powell, destacó que no maneja a priori otras herramientas que no sea mover tipos de interés, lo que deja al BCE y el Banco de Japón sin margen de maniobra.
”A la luz de estos riesgos y en apoyo de alcanzar sus objetivos máximos de empleo y estabilidad de precios, el FOMC (Comité Federal de Mercado Abierto) decidió ayer reducir el rango objetivo para la tasa de fondos federales en medio punto porcentual», indicó en un comunicado.

«Los fundamentos de la economía estadounidense siguen siendo fuertes. Sin embargo, el coronavirus plantea riesgos para la actividad económica», ha explicado.
La Fed añadió que «el Comité sigue de cerca la evolución y sus implicaciones para las perspectivas económicas y utilizará sus herramientas y actuará según corresponda para apoyar la economía». La decisión ha sido tomada por unanimidad. El mercado esperaba que tarde o temprano actuara. De hecho, los futuros que sigue el FedWatch de la CME indican que el 100% de los operadores descontaban la rebaja, pero para la reunión ordinaria del 18 de marzo.
Durante la rueda de prensa posterior, el presidente de la Fed volvió a destacar que la economía de EEUU sigue siendo fuerte pero el coronavirus «está generando nuevos riesgos y desafíos provocando importantes movimientos en los mercados financieros, el riesgo es real».

Pese al mensaje de fortaleza, el banquero estadounidense reconoció que la economía se verá afectada por la actual crisis sanitaria y ha animado al resto de países del G7 que adopten medidas parecidas tras ser preguntado por la reunión previa por los países más industrializados del mundo. «La coordinación se está produciendo al más alto nivel y el contacto es continuo entre bancos centrales», ha explicado.

Powell se mostró optimista para que la economía recupere su ritmo habitual, pero ha remarcado que la Fed «actuará según corresponda». Parte de la decepción que ha supuesto para el mercado (Wall Street se ha dado la vuelta a terreno negativo mientras hablaba el presidente de la Fed) ha sido que el banquero ha descartado utilizar otras medidas que no sea mover los tipos de interés. A priori deja fuera inyectar dinero a la economía, con programas de compras de activos o similares. Esta perspectiva deja a contrapié al BCE y el Banco de Japón que apenas tienen margen para bajar los intereses y sus potenciales medidas pasan por seguir aumentando su balance.
Descoordinación
La decisión de la Fed muestra cierta descoordinación entre los bancos centrales, a pesar de las palabras de Powell. «Creemos que otros bancos centrales secundarán a la Fed, reduciendo tasas o agregando liquidez y brindando así un apoyo adicional a los mercados. Dicho esto, creemos que los riesgos a la baja para la economía permanecen, ya que el brote aún se está extendiendo y los temores respecto al crecimiento persisten», indica Esty Dwek, Head of Global Strategy de Natixis IM Solutions .