FBI no frenará investigación de injerencia rusa en comicios EU

FBI no frenará investigación de injerencia rusa en comicios EU

El director interino del FBI aseguró ayer al Congreso que la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos sigue en marcha, dos días después del repentino despido del jefe de la institución, James Comey.
«El trabajo del FBI continúa a pesar de los cambios en las circunstancias. A pesar de los cambios, no ha habido ningún esfuerzo para impedir nuestra investigación», dijo Andrew McCabe ante la Comisión de Asuntos de Inteligencia del Senado. De acuerdo con el director interino de la policía federal, «nadie puede impedir que los hombres y mujeres del FBI hagan lo correcto, proteger a los estadounidenses y defender la constitución».
McCabe señaló que tuvo el «privilegio» de trabajar con Comey durante muchos años: «Tengo al director Comey en la más alta de las estimas. Siento el mayor respeto por su capacidad y su integridad», señaló.
El martes, el presidente Donald Trump provocó un terremoto político al despedir a Comey alegando insatisfacción con la forma en que condujo una investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado. Sin embargo, Comey era también responsable por una de las varias investigaciones que se llevan adelante sobre alegadas tentativas de Rusia de influenciar en elecciones presidenciales del año pasado, y si la campaña de Trump era parte de ese esfuerzo.
«Iba a despedirlo» La Casa Blanca negó categóricamente que la decisión de Trump de despedir a Comey guarde relación con esta investigación sobre Rusia, y que en realidad el presidente había perdido la confianza en el jefe de la policía federal. Ante el Senado, McCabe apuntó ayer que Comey «disfrutó de un amplio apoyo dentro del FBI y sigue disfrutándolo hasta hoy».
Para complicar la situación, aún no está claro si el Fiscal General Adjunto, Rod Rosenstein, tomó la iniciativa de recomendar el despido de Comey, o si presentó su recomendación atendiendo a un pedido específico de la Casa Blanca.
El asunto ha generado declaraciones divergentes a todo nivel en la Casa Blanca. En declaraciones a la red de televisión NBC, divulgadas ayer, Trump aseguró que de cualquier forma ya había decidido despedir a Comey. «Lo iba a despedir sin importar recomendaciones», aseguró el presidente, para quien Comey «es un fanfarrón que dejó al FBI en caos». La vocero adjunta de la Casa Blanca, Sarah Huckabee, dijo que Trump había estado pensando en despedir a Comey durante meses.