Falta materiales y equipos limita servicios de emergencia del Darío

Falta materiales y equipos limita servicios de emergencia del Darío

POR LLENNIS JIMENEZ
En la emergencia del hospital doctor Darío Contreras falta casi todo: camas, sangre, ambulancias, una sala de cuidados intermedios, personal paramédico y un quirófano.

Tampoco existe una sala de recuperación, equipos para medir el grado de alcohol droga en la sangre. La privación de estos instrumentos en el único hospital de traumatología influyen en las desfavorables respuestas que se obtienen y en las estadísticas de muertes.

Para atender a 175 ó 200 personas que diariamente llegan accidentados al centro, se necesita un banco de sangre y 38 camas. Ahora sólo hay ocho. También se necesitan cinco ambulancias y sólo existe una.

El director del hospital, Héctor Quezada, dice que hay una crisis de personal paramédico porque los profesionales que forma ese centro se los lleva el sector privado.

Aunque Quezada indic¢ que tienen un banco de sangre, el jefe de la emergencia, Luis Cabrera Lara, señaló que la escasez de sangre y de un banco donde se hagan las pruebas rápidas, es una dificultad.

Dijo que la sangre es vital para los pacientes en estado crítico, que necesitan cirugía inmediata.

Cabrera Lara precisó que un banco de sangre en el Darío Contreras tiene una importancia “1-A”, vital, debido a la envergadura de su emergencia. Se han dado casos en que el hospital tiene que enviar tres o cuatro pacientes a otro centro por no tener condiciones para darle respuestas favorables.

Con frecuencia se registran muertes en la emergencia por carencia de sangre, debido a que los parientes tienen que salir a otros centros en busca de un donante y perder tiempo sometiéndolo a exámenes, para comprobar su estado de salud.

También se sufre estrechez. La sala de emergencias, caracterizada por permanecer abarrotada, amerita de un área con una cobertura tres veces mayor.

Según Cabrera Lara, no hay inconvenientes con los medicamentos y material gastable, ni presentan problemas con el personal médico y de enfermería.

En el Darío Contreras hay dificultad hasta poner a los pacientes en el quirófano, en la segunda planta. El ascensor se daña casi todos los fines de semana y los heridos deben ser llevados por las escaleras.

LO DEPLORABLE

En el Darío Contreras se construye un  área de traumatología desde hace mucho tiempo y en trámite de apertura se le cuentan como 12 años.

En este lugar hay un espacio concebido para emergencia con capacidad para 25 camas. Cuando en la actual emergencia se agotan las camas y las camillas, se buscan colchones para ponerlos en el piso y es que esta es la realidad de este centro.

El doctor Quezada dijo que la nueva emergencia dispondrá  de cuidados intensivos con capacidad para resolver todos los problemas y de salas suplementarias para cuando ocurra cualquier necesidad.