Falta coordinación para atender a los huérfanos de los feminicidios

Falta coordinación para atender a los huérfanos de los feminicidios

La dispersión y la falta de coordinación entre las instituciones públicas que deben intervenir en los casos de los niños huérfanos víctimas de feminicidios, es la principal causa de la desatención a los menores que han quedado sin madre, y muchas veces también sin el padre, por violencia intrafamiliar.

Gloriana Montás, directora del Centro y de la Unidad de Atención a las Víctimas, dijo que los casos que reciben son los referidos por el Ministerio Público y que regularmente el Departamento de Homicidios de la Policía Nacional, que investiga los crímenes, no registra ante las autoridades judiciales a los niños huérfanos de los feminicidios.

Se queja porque los casos no llegan a esa dirección. También manifestó que hay familias de huérfanos a las que no les interesa que sus casos sean seguidos por las autoridades. Su unidad ha atendido solo tres casos de niños huérfanos por violencia intrafamiliar en los ocho años que tiene de creada esa dependencia de la Procuraduría General de la República, con lo que se confirma la invisibilidad y desatención por parte del Estado a esos niños.

Montás se queja porque las situaciones de violencia que afectan a los menores de edad no son atendidas con la urgencia que se amerita en las entidades llamadas a dar respuestas. Dice que, por ejemplo, cuando refieren los niños víctimas de violencia sea física o sicológica a los centros de salud pública, no son atendidos rápidamente y, por el contrario, tienen que confrontar junto a sus familiares problemas para el acceso.