Fabricantes de automóviles no tienen derecho a subsidios

Fabricantes de automóviles no tienen derecho a subsidios

La industria de motor está teniendo una mala recesión. El gobierno de Estados Unidos  parece dispuesto a ofertar préstamos a corto plazo a los fabricantes de Detroit, mientras que los legisladores en España y Suiza están actuando en el reforzamiento de las operaciones locales de los conglomerados de E.U. Los políticos podrían ayudar a las compañías a arreglárselas con la continuación de la contracción crediticia, pero no deben subsidiar competitivamente a los grandes empleadores locales.

Las ventas mundiales de automóviles han caído durante la depresión. Pero los problemas de los fabricantes de autos no son nuevos. El petróleo barato los ha parado en depender de las ventas de vehículos ineficientes, mientras que el crédito barato les permitió arreglárselas con excesiva capacidad. Las compañías entienden esto y han estado, con éxitos combinados, recortando la producción y desarrollando carros más baratos por algunos años.

No obstante, la capacidad puede mantenerse cayendo y las compañías podrían fusionarse, aún al costo de las pérdidas de empleos. Como Neelie Kroes, comisionado de competencia de E.U., ha alertado, que los países deben resistir la tentación de mantener empleos en sus países compitiendo con la cantidad de dinero público que ellos pueden propinar en plantas locales.  El apoyo público no debe enfocarse en demorar o en distorsionar la consolidación del sector automotriz.  Los fabricantes pueden sentirse abusados. Los bancos fueron apoyados con la realización de pocas preguntas. Pero los planes de recapitalización apuntaron a descongelar sistemáticamente las importantes corrientes de crédito que los bancos controlan. Las compañías de motor protestan que ésta no les ha permitido acceder a préstamos bancarios y que ellos, además, necesitan préstamos gubernamentales. Estos están lejos del objetivo.

Las recapitalizaciones y el flujo crédito

Es cierto, las recapitalizaciones todavía tienen que restaurar el flujo de crédito. Ciertos bancos centrales, notablemente la Reserva Federal de E.U., están ya sorteando a los prestamistas comerciales para suscribir préstamos. Pero su renuencia a prestar a compañías automotrices que han estado contando fuertes historias a los legisladores alrededor del mundo, acerca de su inminente fatalidad, parece un negocio prudente, no un temor irracional. Los fabricantes automovilísticos son grandes empleadores y poseen muchos suplidores pero, a diferencia de los bancos, a ellos se les puede permitir un fracaso.

Los gobiernos necesitan una amplia estrategia para ayudar a todos los sectores a arreglárselas con las parálisis en los bancos comerciales, antes que hacer préstamos ad hoc para las débiles compañías.

Reforma de tarjetas de crédito costará billones a  bancos

Saskia Scholtes en New York

La industria bancaria de E.U. podría perder billones de dólares en los pagos de intereses anuales, de acuerdo a un estudio que advierte sobre los aumentos de precios de los préstamos de tarjeta de crédito luego de proceder con una reforma regulativa.

El Consejo de la Reserva Federal se reunirá ésta semana para finalizar los cambios en las normativas para regir el negocio de las tarjetas de crédito que mueve alrededor de $970 millardos.

Ampliamente aclamado por los grupos de consumidores que muy urgentemente necesitaban reformas para proteger a los prestatarios, los cambios podrían dirigir a que la industria bancaria pierda más de $10 millardos anuales en los pagos de intereses, dice un estudio llevado a cabo por la firma de abogados Morrison & Foerster. 

Esto podría provocar que las entidades de tarjetas de créditos aumenten los precios y contraigan los estándares de préstamos, reduciendo la disponibilidad de crédito para los consumidores de E.U.

Las reglas propuestas, las cuales se esperan que pasen con sólo cambios menores al momento en que la Reserva Federal (Fed) se reúna próximamente, impondrán estrictos estándares sobre las entidades de tarjeta de crédito y prohibirán prácticas comunes de valoración que se han establecido para exponer a los prestatarios a costos imprevistos.

El momento de la verdad para el celular 3G

  Kathrin Hille en Beijing

China, con un estimado de 633 millones de suscriptores de celulares y más de 250 millones de usuarios de Internet, el mercado de telecomunicaciones más grande del mundo, finalmente ha disparado el arma para iniciar los servicios de la tercera generación.

Cinco de ocho años atrás de los mercados más avanzados, Beijing anunció el pasado viernes que estaba preparando para manejar las licencias a los operadores de celulares del país permitiéndoles ofrecer servicios que incluyan una amplia área de video llamadas y transmisión de video de banda ancha inalámbrica. 

El movimiento es el momento de la verdad para el terreno estándar de la 3G de China, TD-SCDMA, TD, y por la ambición del país de tomar parte en el desarrollo de las tecnologías que conforman el futuro, y de los estándares que serán usados mundialmente.

China Mobile, líder del mercado, debe usar TD para su red de 3G, por cuanto China Unicom y China Telecom, sus rivales más pequeños, han estado otorgando licencias para W-CDMA y CDMA 2000, los estándares usados en todos lados en el mundo.

TD es la razón principal por la cual 3G no ha sido introducida anteriormente en China.

Los usuarios de prueba que se inscribieron por China Mobile, han estado renuentes a extender sus contratos, quejándose de las frecuentes fallas técnicas.

Wang Donghui, un ejecutivo de mercadeo en Huawaei, el fabricante de equipos de la cadena principal de este nación asiática, manifestó  que la interferencia mutua de las conversaciones en la misma frecuencia y rápidas disminuciones en la recepción lejos de la base de las estaciones son todavía problemas mayores que deben solucionarse.

Zoom

Más suscriptores

Michael Meng, un analista de Citigroup, espera que entre 2 o 3 millones de usuarios firmen en el 2009, con el número total de suscriptores de TD aumentado a 4 o 5 millones. “¿Es eso suficiente? No, pero es un buen comienzo”, él dice. “TD nunca alcanzará el tamaño de W-CDMA, pero 3G de todas maneras se acabó, así que TD es más probable que sea levado a 4G”.

Madoff tiene un registro de donaciones políticas millonarias

Ellen Kelleher en Londres

Bernard Madoff, acusados por inversores por un fraude de US$50,000 millones,  ha sido un donante político activo en los últimos años, respaldando a los demócratas en numerosas ocasiones.

Los registros muestran que él ha contribuido con decenas de miles de dólares a las campañas de poderosos políticos desde New York, su estado de origen, tales como a Charles Schumer, Hillary Clinton y Charles Rangel, como también Frank Lautenberg, Christopher Dodd y Richard Gephardt. Su más generosa donación fue un regalo de $100,000, realizado durante un periodo de cuatro años, al comité de campaña senatorial democrática. También mantuvo sus vínculos a la Asociación de la Industria de Valores, el grupo comercial más grande de Wall Street, donde una vez él condujo el comité de comercio, incrementando sus contribuciones anuales desde $2,000 en los noventas hasta $5,000 en los años anteriores.

 Madoff ofreció asistencia financiera a los republicanos. En el 2000, el emitió un cheque de US$1,000 a Vito Fosella, un congresista de Staten Island, cuya carrera había tomado una bajada siguiendo las revelaciones de que él era el padre de un hijo proveniente de una relación extramarital, y además, también donó miles de dólares en los años 90 a Jack Fields, un antiguo congresista republicano de Houston. 

La cifra

$100

mil millones  fue el monto de una donación realizada durante un periodo de cuatro años, al Comité de Campaña Senatorial Democrática.

VERSIÓN AL ESPAÑOL DE  ROSANNA CAPELLA