Experto ve incoherencia en  gobierno que  exhibe logros y  paga salarios míseros

Experto ve incoherencia en  gobierno que  exhibe logros y  paga salarios míseros

El gobierno exhibe una gran incoherencia cuando presenta logros en el sistema de salud y mantiene salarios de miseria para médicos y enfermeras que hacen posible esos indicadores, opinó ayer el doctor Mauro Canario, experto en temas de salud. Indicó que más del 50% de los médicos del país viven en condiciones precarias, y que son inenarrables los casos de pobreza en que están los recursos humanos en salud.

Asimismo, aseguró que la crisis que vive el sector salud pone en entredicho el orden de prioridad del gobierno, pues en cualquier país con normas, la salud constituye un elemento de primer orden, debido a que se relaciona con la calidad de vida de la población.

“Las autoridades se ufanan mostrando el cumplimiento de las metas en salud,  como si se le quisiera decir  al mundo que cumplimos con las normas internacionales y con las metas del milenio”, observó, al recordar que el componente humano es el que hace posible esas metas.

El Colegio Médico Dominicano (CMD) cumplirá en enero  próximo un año en constantes jornadas de protestas. Los médicos buscan un aumento salarial que lleve sus sueldos a RD$58,000 al mes.

Canario, quien es profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), aseguró que todo logro en salud  pasa por el personal médico, de enfermeras, bioanalistas y técnicos del área.

Insistió que no hay coherencia entre  los logros del gobierno y los niveles de remuneración que percibe el personal de salud de los hospitales.

Alertó  que los recursos humanos desmotivados son  necesariamente un obstáculo para avanzar en la calidad de los servicios y en la atención.

“Hay en la actualidad un estado de discriminación contra el sector salud, especialmente contra los médicos”, consideró.

Indicó que en el país personas que no tienen estudios o que  no tienen  la responsabilidad de la vida, como los médicos, devengan salarios altísimos, cual si vivieran en países europeos.

No hay nada seguro para los profesionales de la salud, por eso el país invierte en recursos humanos que luego  se van al extranjero.

El catedrático deploró la pobreza en que están los médicos.