Exigen retirar planta afecta residentes

Exigen retirar planta afecta residentes

POR PASTOR VÁSQUEZ
Dos hermanas residentes en el ensanche Ozama denunciaron que una planta eléctrica, que ya provocó la muerte de su padre, por el nivel de contaminación y ruido, mantiene a su familia en un estado de zozobra.

Las jóvenes Maryvic y Vicmary Pimentel, residentes en la calle Club de Leones, manifestaron que desde el 2001 luchan para que sea retirada la planta instalada en una vivienda, pero que las autoridades no han hecho nada para resolver el problema.

El generador, de 40 kilos, está ubicada en la calle Club de Leones número 101.

Indicaron que su padre, un médico y profesor, fue víctima del ruido y la contaminación de la planta, porque el ruido le causó daños en el sistema nervioso.

Vicmary Pimentel dijo que ella sufre problemas auditivos que los médicos definen como una «hipoacusia neurosensorial» grave, originada por el ruido constante de la planta, y que su madre también está padeciendo de problemas parecidos.

Explicó que han acudido a la Secretaría de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Santo Domingo Este y que aunque han citado a las personas los dueños de la planta no acuden a las citas.

Manifestó que los técnicos de Medio Ambiente fueron a la casa y en la inspección se determinó que la planta eléctrica produce 50 decibeles de ruido, cuando los niveles máximos para cumplir con las normas ambientales son 25.

Manifestó que el ruido permanece a toda hora debido a que casi nunca hay energía eléctrica.

Los vecinos, dijo, no pueden dormir a ninguna hora de la noche, porque la planta no se apaga hasta la madrugada.

Indicó que con esa planta se viola la ley 64-00 de Medio Ambiente en su artículo 115 que prohíbe la emisión de ruidos producidos por plantas eléctricas o vehículos sin silenciador, así como el uso de sirenas o bocinas.

Exhortó a las autoridades a tomar una urgente medida hay “un cierto nivel de nerviosismo en el vecindario”.

Dijo que cuando los inspectores acuden a la vivienda los dueños de la casa se esconden.