Exhortan Leonel restaure honestidad pública

Exhortan Leonel restaure honestidad pública

POR S. GONZALEZ
SANTIAGO.-
El semanario de la iglesia católica, Camino, exhortó ayer al presidente de la República, doctor Leonel Fernández, para que restaure la honestidad en la administración pública del país. Porque a su entender: “Hay que transparentar el ejercicio del poder” y lo invitó a desprenderse de todos los que puedan empañar su gestión.

“Señor presidente, el pueblo espera de usted las medidas necesarias que posibiliten la construcción de una democracia que nos permita vivir con la dignidad que Dios quiere”, precisa. El consejo de los católico al primer mandatario está contenido en el editorial del semanario nacional Camino que edita el Arzobispado de Santiago.

Afirma que en la nación se hace necesario transparentar el ejercicio del poder y cree que la impunidad debe ser un vergonzoso recuerdo del pasado.

“Los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial deben ser modelos de pulcritud y vocación de servicio, para no caer en la ingratitud con los hombres y mujeres que a través de la historia han dado su existencia por la patria”, dice el semanario Camino. El vocero de la comunidad católica invita también al gobierno a tener cuidado, “porque a mitad del camino parece llegar el cansancio en muchos funcionarios”, en referencia a los dos años que este 16 de agosto cumple el gobierno.

Cree que hay integrantes de la administración pública que se emborrachan de poder y otros se alejan cada vez más de la población.

Entiende que el aval para desempeñar una función pública es la honradez, la eficiencia y el amor al trabajo y le pide despojarse del interés partidario, porque esto no puede estar por encima del interés de la mayoría.

Recuerda que al celebrarse el próximo 16 de agosto el 143 aniversario de la Restauración de la República precisa es la ocasión para que el mandatario inicie un nuevo período restaurador.

En la edición que circulará el domingo en todas las parroquias, Camino, también trae un amplio trabajo sobre la posición de la Conferencia del Episcopado Dominicano frente a la legalización del aborto como lo plantea el nuevo proyecto de ley del Código Penal.

En ese sentido pide a todos los cristianos no permitir que se legalice el crimen en la República Dominicana, “porque no tendremos moral para defender nada de la vida, si perdemos el valor de la vida misma”.

Indica que el aborto se pretende justificar por el hecho de una violación, agravando con ello la situación sicológica de las mujeres.