Ex jefe de FAD niega relación negocios Quirino

Ex jefe de FAD niega relación negocios Quirino

POR TANIA HIDALGO
El ex jefe de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), general retirado Virgilio Sierra Pérez, dijo ayer que aunque son amigos de infancia, nunca se vinculó con los negocios y el ingreso al Ejército del ex capitán, Quirino Ernesto Paulino Castillo, quien está acusado de tráfico de narcóticos y lavado de activos y es juzgado en una corte de Nueva York luego que fue extraditado de la República Dominicana.

Ayer se informó también que Paulino Castillo fue sometido en 1994 por porte ilegal de armas de fuego y aunque la fiscalía dispuso que fuera enjuiciado se le dejó en libertad y la acusación se extinguió por inacción de las autoridades.

Sierra Pérez descartó que esté vinculado con el alijo de 1,387 kilos de cocaína que fue incautado por las autoridades el pasado 18 de diciembre y por el que fue detenido Paulino Castillo.

Sierra Pérez habló con los periodistas en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde fue interrogado por más de ocho horas en la fiscalía del Distrito Nacional. El interrogatorio fue suspendido alrededor de la una de la tarde y se reanudó cerca de las tres. Concluyó pasadas las ocho de la noche.

Al salir del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, Sierra Pérez dijo que fue bien tratado por los fiscales que lo interrogaron a pesar de lo extenso que resultó.

Afirmó que está dispuesto a presentarse ante los investigadores cuantas veces se le solcite.

Dijo que conoció a Paulino Castillo desde infancia cuando «comían mangos juntos en su pueblo natal» Elías Piña.

El general retirado negó además que uno de sus hijos fuera piloto de uno de los helicópteros propiedad de Paulino Castillo y que fueron incautados por las autoridades luego que se le acusó de tráfico de drogas y se encuentran en un hangar del aeropuerto de Herrera.

«Mi hijo no está calificado, habilitado, para ese tipo de aeronave. Cada aeronave, para pilotarla, hay que tener una certificación», dijo.

Sostuvo que gran parte de los pilotos de la FAD tienen licencia comercial PCT-04 autorizada por el poder Ejecutivo y que no es competencia del jefe de la Fuerza Aérea otorgarlas.

Negó además que dos pilotos militares estuvieran asignados a Paulino Castillo  para volar el helicóptero Colibrí.

«El militar que volaba el helicóptero lo hacía porque era el único que había recibido entrenamientos para esos fines, cuando fue adquirido en el extranjero. Ese es el mismo  helicóptero que se mencionó en el caso Baninter (Banco Intercontinental)», indicó.

PISTA DE ATERRIZAJE

Por otro lado, el general retirado Sierra Pérez negó que despojara de sus terrenos con un decreto falso a una familia de Elías Piñas, con la finalidad de construir una pista de aterrizaje.

Dijo que la construcción del aeródromo y la creación de dotaciones militares formaban parte de un proyecto de desarrollo de la zona fronteriza solicitado por esa provincia.

Asimismo, negó que la familia Alcántara-Matos que reclama los terrenos fueran despojados del inmueble y agregó que si a la fecha no le han pagado, esa no es su responsabilidad, sino de la administración de Bienes Nacionales.

Sostuvo que los terrenos fueron declarados de utilidad pública mediante el decreto 749-03, copia del cual entregó a los periodistas.

La semana pasada Tirsa Alcántara y Maritza Matos acudieron al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde denunciaron que fueron despojados de más de 200 tareas de tierra, para la construcción de una pista de aterrizaje, con un decreto alegadamente falso.

En torno al reingreso de Paulino Castillo como capitán al Ejército, la fiscalía ha interrogado a los ex mayor general retirados José Miguel Soto Jiménez, ex secretario de las Fuerzas Armadas, y Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna, ex jefe del Ejército. 

SOMETIDO EN 1994

En otro orden, ayer se informó que el ex capitán Paulino Castillo había sido sometido a la justicia en 1994 acusado de la ley 36 sobre porte y tenencia de armas de fuego.

El expediente, declarado prescrito por la jueza del Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, fue solicitado por el fiscal Hernández Peguero.

Paulino Castillo fue dejado libre el 24 de mayo del 1994 a pesar de estar acusado de violar los artículos 39 y 40 de la Ley 36, según consta en el expediente 94-11337 que está en los archivos del tribunal.

En torno al caso, el entonces fiscal Ramón González Hardy dictó requerimiento introductivo para que Paulino Castillo sea procesado judicialmente, sin embargo, nunca se procedió al juicio.

Paulino Castillo fue extraditado hacia los Estados Unidos el sábado 19 de enero acusado de narcotráfico y lavado de activo y está siendo enjuiciado.