Evo se retracta con situación Lula

Evo se retracta con situación Lula

RIO DE JANEIRO (AP).- El presidente boliviano Evo Morales se retractó de las críticas que había formulado contra la empresa brasileña Petrobras y acusó a la prensa de pretender crear una crisis entre él y su colega Luiz Inacio Lula da Silva, aseguró ayer, viernes, la Agencia Estado.

En una conferencia de prensa ayer, jueves, en Viena, Morales había dicho que más de 70 empresas petroleras que operan en su país trabajaban ilegalmente, pues sus contratos habían sido negociados en secreto, sin conocimiento del Congreso boliviano.

Mencionó específicamente a Petrobras, lo que se convirtió en una chispa que llevó las relaciones de Bolivia con la compañía semi-estatal y con el gobierno de Brasil a sus niveles más bajos en más de un siglo.

Pero, presumiblemente ante la reacción que provocaron sus declaraciones, Morales dijo el l viernes, según el despacho informativo, que su gobierno quiere tener a la empresa «como socia, para que eso nos permita invertir, resolver con los recursos naturales los problemas económicos y sociales de mi país’’.

Tras las primeras declaraciones de Morales, el canciller brasileño Celso Amorín afirmó el jueves que Brasil estaba «sorprendido’’ y que «lamentaba’’ sus afirmaciones. Y de inmediato advirtió que de la sorpresa y tristeza, el país podría pasar a la «indignación’’.

Según Agencia Estado, Morales en la conferencia de prensa del viernes dijo que «las negociaciones y el diálogo’’ en torno a la nacionalización del gas «están siempre abiertos’’ y anunció para el sábado temprano «una reunión importantísima’’ con Lula.

«Podemos tener diferencias, no conozco la versión del presidente Lula’’, dijo Morales, citado por la agencia. «Si él dice que está indignado, puede ser una posición de su gobierno. Nosotros también podemos estar indignados con empresas que explotan ilegalmente nuestros recursos naturales’’.

Morales formuló los comentarios en Viena donde asiste a una reunión cumbre de la Unión Europea y América Latina. Petrobras no formuló ningún comentario ante las nuevas declaraciones de Morales. «Por ahora, las cosas quedan donde estaban’’, dijo un portavoz de la empresa, que como es usual pidió no ser identificado. Anunció que el directorio de Petrobras aguardaria el retorno de Lula antes de pronunciarse.