Evo rechaza presión FFAA de Bolivia por ayuda EU

Evo rechaza presión FFAA de Bolivia por ayuda EU

LA PAZ,(AP) .- El presidente Evo Morales calificó como un “chantaje e intimidación’’ a las fuerzas armadas de Bolivia la decisión del ejército de Estados Unidos de retirar una ayuda militar porque su gobierno rechazó un cambio de comandante sugerido por ese país. «No podemos aceptar amedrentamientos e intimidaciones a nuestras fuerzas amadas’’ dijo el mandatario el lunes durante un discurso en la vecina ciudad de El Alto.

Explicó que el retiro de ayuda financiera y técnica de Estados Unidos a Bolivia afectará a una unidad de lucha antiterrorista recientemente creada.

«No es posible que vengan fuerzas externas a cambiar comandantes y ministros, eso se acabó. Somos un país pobre pero no aceptaremos amedrentamientos’’, dijo. «No nos asusta que nos quiten 70.000 dólares, 200.000 dólares o equipos de comunicaciones. Son migajas, son recursos para controlar a Bolivia, para tener agentes de inteligencia’’, agregó el mandatario.

Lamentó que la decisión haya sido comunicada a través de una carta enviada por el coronel estadounidense Daniel Barreto a jefes militares bolivianos cuando «debería ser tarea del embajador de Estados Unidos’’ informar al gobierno de tales decisiones.

Explicó que la carta fue enviada el 3 de marzo en la que se anuncia el retiro de una ayuda económica, equipos de comunicaciones y la suspensión de programas de adiestramiento que implica el repliegue inmediato de oficiales bolivianos que actualmente reciben formación en Estados Unidos.  El gobierno estadounidense anunció hace unas semanas el retiro de una ayuda militar cercana a los 2 millones de dólares debido a que el congreso de Bolivia no ratificó una ley que reconoce inmunidad a soldados estadounidenses ante el Tribunal Penal Internacional (TPI).

Fuentes de la embajada estadounidense en La Paz no pudieron precisar el lunes a la AP si el retiro de esa ayuda tiene que ver con la carta a la que hizo referencia Morales y anunciaron que evaluarán la decisión del gobierno antes de pronunciarse.

Las palabras del mandatario se presentan en momentos en que Estados Unidos y Bolivia intentan tranquilizar sus relaciones y buscan negociar un programa de cooperación en la lucha contra las drogas.

La administración de Washington observó recientemente el discurso ambivalente del mandatario, sobre todo en el tema antidrogas.

mientras Morales ha venido repitiendo, desde que asumió el cargo el 22 de enero, que buscará una relación basada en el respeto mutuo y que no permitirá injerencias de Estados Unidos en asuntos internos de este país.