Euclides Gutiérrez radiografía a Trujillo

Euclides Gutiérrez radiografía a Trujillo

En sus 520 páginas, el historiador, profesor universitario, comunicador, redactor de miles de artículos en los periódicos, doctor Euclides Gutiérrez Félix, logra una radiografía en la cual no solamente el generalísimo Rafael Leonidas Trujillo queda revelado por completo, sino también su tenebrosa, sangrienta y constructiva tiranía.

Euclides, excelente interlocutor, persona de fácil palabra que acciona con la combustión de su largo trajinar político, su permanente curiosidad por saber, investigar, expositor espontáneo cuyo verbo discurre como un surtidor sin pausa, logra lo que hasta ahora ningún biógrafo del generalísimo Trujillo, perfilando su larga regencia de 31 años y siete meses, sino también, el conjunto ciclópeo de su obra de infraestructura que conformó y delineó el moderno Estado dominicano.

Porque si es cierto que Robert Crasweller logró una interpretación correcta relacionada con el generalísimo Trujillo, esos conocimientos del escritor norteamericano provinieron de los relatos y confidencias que le aproximaron tanto el doctor Joaquín Balaguer como Luis Mercado, cuando ambos transitaban el exilio post-Trujillo en la ciudad de Nueva York. En sus 23 capítulos, Euclides Gutiérrez Félix se empina sobre sí mismo, se crece como relator acucioso, profundo, y como un consumado cirujano, se dirige exacto a los centros morfológicos del paciente, y con su bisturí intuitivo, filoso por el conocimiento, va disgregando las partes con el propósito preconcebido no de sanar al paciente, sino de mostrar todo lo anómalo que motivó la cirugía y el resto que quedó ileso.

Es lo más aproximado a la imparcialidad que he podido abrevar en el cardumen de obras escritas alusivas al generalísimo Trujillo, el dominicano que ha impactado con mayor espectro, como esos antibióticos específicos, en la vida nacional, transforman de cuajo sus obsoletas estructuras y consolidando el proceso industrial moderno, empezando por la industria azucarera.