EU rechaza renegociar tema azúcar

EU rechaza renegociar tema azúcar

WASHINGTON (AP) _ El secretario de Comercio Carlos Gutiérrez declaró el miércoles que el tratado de libre comercio con Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-RD) «será aprobado» y que el gobierno ha comunicado a los grupos que cuestionan la inclusión del azúcar que no hará nuevas negociaciones.

«En la medida en que hay una mayor comprensión de los beneficios del CAFTA se está creando un clima favorable en el Congreso», dijo. «Todos creemos que el CAFTA será aprobado».

Gutiérrez habló con reporteros luego de dirigirse a un centenar de empresarios de varios estados reunidos en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. En la actividad, parte de las intensas gestiones de empresarios para la aprobación del tratado, participaron también delegaciones de Costa Rica, El Salvador y Nicaragua.

Esos tres países, junto con Honduras, Guatemala y República Dominicana serán socios de Estados Unidos si el tratado es ratificado por el Congreso.

Gutiérrez dijo que no tenía una fecha exacta para la votación. El senador Chuck Grasley, presidente del Comité de Finanzas del Senado, ha dicho previamente que la votación en las dos cámaras ocurriría antes del receso legislativo de agosto.

Jim Sendell, presidente de la empresa de carga Aerocasillas y la Asociación de Cámaras de Comercio de Latinoamérica, dijo sin entrar en detalles que «todavía nos faltan un puñado de votos» para aprobar el CAFTA-RD.

Sendell hizo notar que el 85% de las exportaciones de Estados Unidos a los demás países del CAFTA-RD procede de pequeñas y medianas empresas, que son las que generan más empleo directo.

El CAFTA-RD fue aprobado la semana anterior con relativa facilidad por el Comité de Finanzas del Senado y el de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, como paso inicial para su debate en los plenarios.

Fuentes del gobierno informaron que el proyecto de implementación del tratado será enviado al Congreso esta semana, un acontecimiento a partir del cual el Congreso tendrá 60 días para aprobarlo.

Gutiérrez, preguntado si el gobierno estaba preocupado por la insistencia de la industria azucarera y algunos legisladores para que se excluya el azúcar del CAFTA-RD, dijo que «reiteradamente hemos dicho que no vamos a reabrir el acuerdo, y esa sigue siendo nuestra posición».

Señaló que no consideraba justo que «todo un acuerdo que es bueno para las manufacturas, agricultura, servicios y pequeños empresarios se eche a perder por las preocupaciones de una industria» que no resultará afectada.

El tratado permitirá el ingreso al mercado estadounidense de un máximo de 107.000 toneladas de azúcar centroamericano al año, en cuotas progresivas. Ese volumen es poco más del 1% del consumo interno nacional.

Los productores estadounidenses controlan el 85% del consumo interno, lo que les permite mantener un precio equivalente al doble del resto del mundo. Esa situación no cambiará con el CAFTA-RD, ya que el sistema de cuotas se mantendrá estrictamente, ha dicho anteriormente el secretario de Agricultura Mike Johanns.