EU llama aumentar presión contra Teherán

EU llama aumentar presión contra Teherán

WASHINGTON (AFP).- La Casa Blanca pidió ayer, lunes, que la comunidad internacional continúe “actuando” para impedir que Irán obtenga un arma nuclear, el mismo día en que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) realiza una reunión crucial para tratar este tema. “Es una cuestión de confianza y el régimen iraní mostró durante casi dos décadas que no se puede confiar en él”, dijo ante la prensa el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan.

“Es por eso que es importante que la comunidad internacional continúe actuando para que Irán no tenga la capacidad de producir armas nucleares”, dijo McClellan, en la misma jornada que la AIEA se reúne para decidir cómo responder al rechazo iraní a renunciar al enriquecimiento de uranio.

En febrero, la AIEA decidió informar al Consejo de Seguridad de la ONU del caso. No obstante, atrasó un mes la intervención del organismo, que puede imponer sanciones internacionales a Irán, para dar a la República Islámica la posibilidad de responder a las solicitudes internacionales.

Desde entonces, Irán continuó con sus actividades de enriquecimiento y mantuvo su negativa a una suspensión total. “El régimen iraní continúa hablando y actuando buscando la provocación”, dijo en referencia a la amenaza iraní de recurrir al petróleo como arma para contrarrestar las presiones internacionales de las que es objeto.

“Durante cerca de dos décadas, ocultaron sus actividades a la comunidad internacional, se negaron a respetar sus obligaciones en virtud de la cláusulas de salvaguardia (del Tratado de No Proliferación nuclear), continuaron en la mala dirección, se negaron a conformarse a lo que (la AIEA) pidió en su última reunión”, dijo.

Mientras que la reunión del Consejo de Gobernadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) se inició el lunes en Viena, con el fin de llegar a un rápido acuerdo con Teherán sobre sus actividades nucleares, Rusia propuso un acuerdo que permitiría a Irán enriquecer uranio a pequeña escala, sin adquirir la tecnología necesaria para fabricar una bomba, según diplomáticos.

“No estoy al corriente de esta propuesta pero un elemento central de nuestra posición y la de la UE-3 (Alemania, Francia y Gran Bretaña), y ciertamente de Rusia, es que ningún tipo de enriquecimiento en Irán es aceptable”, declaró ayer a la prensa el embajador estadounidense en la ONU, John Bolton.