EU libera 419 presos en Irak

EU libera 419 presos en Irak

BAGDAD (AFP).- El ejército estadounidense ha puesto en libertad el jueves a 419 detenidos iraquíes, entre ellos cinco mujeres, lo que podría facilitar la liberación de una periodista estadounidense secuestrada hace casi 20 días en Irak. En el norte del país, el ministro de Industria iraquí, Osama al Najafi, salió ileso de un atentado en el que murieron tres de sus guardaespaldas y otro resultó herido.

Un artefacto estalló al paso del convoy ministerial al norte de Balad, a unos 70 km al norte de la capital, dijo a la AFP un miembro de su gabinete.

Los secuestradores de Jill Carroll, de 28 años, amenazaron con matarla si las presas iraquíes no eran liberadas en un plazo de 72 horas, había anunciado el 17 de enero la televisión qatarí Al Yazira al difundir un vídeo con imágenes de la rehén.

El plazo se cumplió sin que se haya tenido noticia alguna sobre la suerte de la periodista y pese a los múltiples llamamientos en favor de su liberación.

El ministerio iraquí de Justicia reiteró el miércoles que las liberaciones de presos no tenían relación con la exigencia de los captores y, al igual que el ejército norteamericano, insistió en que su puesta en libertad fue decidida por una comisión compuesta por representantes de la fuerza multinacional y de las carteras iraquíes de Justicia, Interior y Derechos Humanos.

Los presos son liberados cuando la comisión llega a la conclusión de que no estuvieron implicados en ataques contra la fuerza multinacional, las fuerzas de seguridad y los civiles iraquíes.

Entretanto, los ataques siguieron segando vidas el jueves en Irak y esta vez sus blancos fueron, entre otros, las patrullas policiales, un responsable de una asociación de ex detenidos, un furgón de prisioneros, un convoy de camiones cisternas y un dignatario local, según fuentes de seguridad.

Matan soldados EU

BAGDAD (AP).– Milicianos que se desplazaban en vehículos mataron a tiros a dos funcionarios del gobierno iraquí en dos ataques diferentes en Kirkuk, en el norte del país, y un soldado estadounidense falleció y otro resultó lesionado al explotar bomba colocada en una carretera del sur de Bagdad, dijeron las autoridades.

El ministro de Comercio y Minerales Osama Abdul-Aziz al-Najafi, en tanto, salió ileso del séptimo intento de asesinarlo, después que una bomba colocada en una carretera alcanzó su convoy al norte de Bagdad. Tres de sus guardaespaldas, sin embargo, murieron y un cuarto resultó gravemente herido, manifestó la portavoz del ministerio Hanan Jassim.

Con la muerte del soldado estadounidense, se elevó a por lo menos 2.237 la cantidad de miembros del ejército norteamericano fallecidos desde que comenzó la guerra en Irak.