ETA detona bomba en casa de verano del banco BBVA

ETA detona bomba en casa de verano del banco BBVA

VILLAJOYOSA (España),  (EFE).- La organización terrorista ETA hizo estallar ayer un artefacto de escasa potencia en la residencia de descanso para empleados del banco BBVA en la localidad costera de Villajoyosa, sin causar víctimas.

   La explosión se produjo sobre las 15.15 horas (14.15 GMT), unos minutos después de que una persona llamara avisando de la colocación del artefacto al diario vasco «Gara», medio utilizado habitualmente por ETA para difundir sus comunicados y avisar de atentados.

   El atentado supone la segunda acción de la organización terrorista este año en la provincia costera de Alicante, uno de los principales centros veraniegos del país, después de que el pasado mes de enero colocara otra bomba en un hotel de Denia, donde tampoco causó víctimas.

   Según explicaron fuentes policiales, el artefacto era de escasa potencia, podría estar fabricado con amonal y se encontraba junto a la piscina de las instalaciones del citado banco.

   El concejal de Seguridad Ciudadana de Villajoyosa, Pedro Alemany, informó a EFE de que la residencia de ese banco español sólo es ocupada por personal de la entidad bancaria y sus familiares entre los meses de mayo y octubre.

   En un principio se había informado de que la residencia de vacaciones había sido desalojada antes de la explosión, aunque finalmente se ha confirmado que estaba vacía.

   Alemany explicó que el recinto, con una superficie de unos 120.000 metros cuadrados y con capacidad para alojar a un centenar de personas, carece de personal permanente de vigilancia y mantenimiento y que simplemente un guarda hace una ronda diaria, aunque ésta no ha coincidido con el momento de la explosión.

   También indicó que el recinto estival se halla separado unos 400 metros de los edificios más cercanos, lo que hizo que no fuera preciso el desalojo de vecinos.

   La explosión se ha producido diez días después de que la policía detuviera en el centro de Valencia, a unos 100 kilómetros al norte de Villajoyosa, a dos presuntos terroristas, Mikel Orbegozo y Sara Majarenas.

   A los dos presuntos miembros de ETA se les incautaron explosivos y armas que no habían sido utilizadas antes en otros atentados.

   Según las investigaciones policiales, Orbegozo y Majarenas tenían orden de cometer varios atentados en la costa mediterránea, para posteriormente huir.

   Tras conocerse la explosión en Villajoyosa, el ministro español del Interior, José Antonio Alonso, reiteró que «ningún atentado redundará en la más mínima variación de su política y la del Gobierno de absoluta firmeza ante la violencia terrorista».

   Alonso recordó además que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado español «emplean todos los medios a su alcance con el único límite que marca la legislación vigente, hasta la desaparición definitiva de ETA».

   El ministro aprovechó para pedir a los demócratas que sigan unidos en la lucha contra el terrorismo.

   Según la subdelegada del Gobierno en la provincia de Alicante, Etelvina Andreu, las primeras investigaciones indican que el artefacto estaba compuesto por amonal, aunque se desconoce la cantidad utilizada.

   «Los primeros datos del análisis efectuados por los efectivos del desactivación de explosivos (TEDAX) indican al amonal como la principal hipótesis del material explosivo», afirmó Andreu.

   El último atentado perpetrado por ETA se produjo el pasado 9 de febrero cuando la organización terrorista hizo estallar un coche bomba en las inmediaciones del recinto ferial de Madrid.

   La detonación causó más de un treintena de heridos e importantes daños en uno de los edificios del citado recinto ferial.

   Ese atentado se produjo unas horas antes de que los Reyes de España y el presidente de México, Vicente Fox, inauguraran en ese mismo recinto la Feria Internacional del Arte (ARCO), que en esa edición estuvo dedicada a los creadores mexicanos.