Estrellas, fiestas y escándalos en Cannes

Estrellas, fiestas y escándalos  en Cannes

CANNES, Francia. «Grace de Monaco», protagonizada por Nicole Kidman, inaugura este año con una dosis de escándalo y de glamour el festival de Cannes, la cita más importante del cine mundial, con la tradicional presencia de estrellas de Hollywood y sus lujosas fiestas junto a las playas del Mediterráneo.

Su director, el francés Olivier Dahan («La vida en rosa»), la bella actriz australiana y Tim Roth, que interpreta al príncipe Rainiero, serán los primeros de un centenar de cineastas y actores de todo el mundo que subirán las escalinatas del Palacio de Festivales el miércoles para la gala de apertura, que será cubierta por unos 4.500 periodistas y camarógrafos.

A esa velada, una de las más esperadas del Festival, no asistirán los hijos de Grace Kelly y Rainiero -quienes se conocieron en 1955, cuando la actriz de Hollywood viajó a Cannes a presentar «Crimen perfecto» (también conocida como «Con M de muerte» y «La llamada fatal»), de Alfred Hitchock, y se casaron en 1956.

Los hijos de la princesa fallecida trágicamente en 1982 consideran que el filme ha «traicionado» la historia de la familia, y la menor, Estefanía, ha invitado incluso a los fotógrafos a «posar sus cámaras» en el suelo cuando el equipo de «Grace» recorra la alfombra roja.

La lluvia de estrellas que caerá sobre Cannes durante 12 noches incluye leyendas como la italiana Sophia Loren y la francesa Catherine Deneuve, y jóvenes estrellas como Kirsten Stewart, Robert Pattison y Ryan Gosling, quien esta vez viaja a Cannes con su primer filme como director.