¡Estamos en primavera!

¡Estamos en primavera!

Su inconfundible estilo alegre  y colorista hace de la primavera la estación más esperada del año, pues  la ropa y accesorios de esta temporada permiten a la mujer lucir tremendamente femenina y sensual.

Es una época en que los vestidos llevan un marcado acento  fluido, ceñidos a la cintura, las mangas terminan en volantes  y los bordados recuerdan los impresionantes mantones de Manila.  Los tules, las sedas, licras, brocados y tafetas,  en colores originales, sustentan como base a los bordados multicolores y espectaculares, dándole al vestido un toque de elegancia. El lujo definitivamente se apodera de la primavera.

Pero, además, como  la primavera es una estación que estará siempre asociada a sensaciones agradables, de alegría, renovación y belleza, el vestido no será su único protagonista, sino todos los complementos que lo acompañan y realzan, como son el calzado, las carteras y los inconfundibles y prácticos  accesorios.

Estos elementos en su conjunto tienen la capacidad de convertir cualquier prenda confeccionada con telas  lisas o estampadas en un maravilloso sueño tropical con aroma a campo, resort o pinceladas de urbanismo.

Los tonos fríos

El negro, los plateados, grises y marrones no sucumben ante esta explosión primaveral, y así vemos cómo el emblemático Louis Viutton nos trae  una pieza que tiene toda la “pinta” de convertirse en el nuevo “must have” de la casa francesa. Se trata  del bolso “Monogram Artsy”, una de las novedades de Marc Jacobs para esta temporada y que ya es objeto de deseo de las celebridades. Y es que una pieza neutra en un mundo de color siempre dará el toque de elegancia ¡y combina con todo!