Estado recupera 5 servicios habían sido privatizados

Estado recupera 5 servicios habían sido privatizados

BUENOS AIRES,  (AFP) – La anulación de la concesión de dos líneas de trenes en Argentina se constituyó en el quinto caso de reestatización en el gobierno del presidente Néstor Kirchner, revirtiendo la arrolladora ola de ventas de empresas públicas de los años 90.  Kirchner, que está por cumplir cuatro años en el poder, anuló el martes por decreto la concesión de los ferrocarriles Roca y Belgrano Sur, que unen la capital argentina con la populosa periferia sur.

 Ambos servicios ferroviarios movilizaban más de medio millón de pasajeros por día.

 El presidente había esgrimido la amenaza de reestatización hace una semana luego de una batalla campal entre enfurecidos usuarios contra policías, con un saldo de 25 heridos y 16 detenidos en la estación Constitución, uno de los nudos de trasbordo de pasajeros más importante de Buenos Aires.

 La chispa de los graves incidentes y destrozos fue la suspensión del servicio a una hora de gran demanda en que los trabajadores regresaban a sus hogares.

 La privatización de los trenes fue uno de los caballitos de batalla del ex presidente Carlos Menem (1989-1999), quien se sumó con entusiasmo a la onda neoliberal y privatizadora que campeó en la región la década pasada.

 Los usuarios de trenes se quejan ahora no sólo de la frecuente interrupción del servicio, sino también de los atrasos, hacinamiento, estado deplorable de los vagones y los accidentes por falta de mantenimiento del material.

 La primera rescisión realizada por el gobierno de Kirchner data de noviembre de 2003.