Escasez de plantas para excretas aumenta males

Escasez de plantas para excretas aumenta males

El país tiene un déficit de plantas residuales para el tratamiento de las excretas y otros desechos, lo que constituye un desafío para el Estado.

Al tema se refirió ayer el director del programa de Salud Ambiental de Salud Pública, Luis Emilio Féliz  Roa, quien aseguró también que de las 100,000  letrinas que necesita el país se han construido cerca de 30,000.

El 30% de las viviendas de zona rural carecen de letrinas, pero geográficamente la mayor cantidad de viviendas sin retrete es en la frontera del país.

El saneamiento de las aguas y las cañadas es una responsabilidad de los gobiernos locales, valga decir, los ayuntamientos, pero además, Medio Ambiente, Obras Públicas y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, en el caso de la capital.

El país debería tener más de 300 plantas de tratamiento,  solo funcionan 56, cuando debería haber una por cada casco urbano. Eso se hace más grave, porque desde  cualquier cañada hay conexiones con las cloacas y sistema sanitario.

Féliz Roa dijo que se trata de un esfuerzo interinstitucional y que como tal necesita que todos trabajen, pues la falta de letrina tiene un efecto directo sobre la salud de las comunidades.

Es un indicador de la pobreza en la que viven miles de dominicanos, pero el otro problema lo constituyen el que las personas hacen conexiones de agua, la cual consumen sin las medidas de potabilización.

Este problema se hace más grave dado  que el echerichacoli, salmonella, pseudomona y otras bacterias   han aumentado.