¿Es beneficiosa una Ley sobre Defensa de la Competencia?

¿Es beneficiosa una Ley sobre Defensa de la Competencia?

En el artículo que antecede a actual señalaba algunos resultados obtenidos por la aplicación de las leyes sectoriales que promueven la competencia en la República Dominicana. Resultará interesante observar los efectos que tendrá la aplicación de la legislación de Defensa a la Competencia sobre los mercados que sin una normativa que los regule.

Es seguro, que con una Ley sobre Defensa de Competencia se mejorará la percepción que tienen de nuestro país los inversionistas extranjeros, los gobiernos, los organismos multilaterales y también mejorará el Índice de Libertad Económica (ILE), el cual es un indicador anual generado por la Fundación Heritage de los Estados Unidos, que incluye 162 países de todo el mundo a través de 10 factores específicos, relacionados con la libertad de negocios,  inversión, laboral entre otros no menos importantes.

Asimismo, debemos procurar como país elevar nuestros niveles de libertad económica debido a que constituye la base fundamental para el desarrollo, siendo además el factor importante para la integración eficaz al proceso de internacionalización de nuestra economía.

Con la entrada en vigencia de la Ley No. 42-08 Sobre Defensa de la Competencia en el país, se marca un punto de partida para el estudio de los efectos de la Competencia en los mercados que tienen una legislación sectorial. Se debe entender que el concepto de Competencia no es unidimensional, esto implica que cada mercado, cada caso y el efecto en cada agente económico es diferente y especial y, por lo tanto, cada mercado evoluciona a diferente velocidad en esta materia.

El economista austríaco Gary Becker planteó en su ensayo titulado “La naturaleza de la competencia” que la competencia es intrínseca incluso en ámbitos como la educación, la religión, la cultura y  los gobiernos, es decir que la competencia es aplicable incluso a aquellos mercados cuyo objetivo es diferente al monetario.

Como puede verse la competencia es un elemento que resulta esencial en todos los aspectos de la vida independientemente de las motivaciones y la organización de los productores ya sean transacciones donde está involucrada la moneda o en aquellas donde no aparecen cotizaciones en términos monetarios.

Finalmente, la competencia es un aspecto en el cual la innovación tecnológica y la diferenciación de los productos en calidad y diseño, son elementos decisivos en el desempeño y éxito de las empresas, sin importar su tamaño. Sin embargo, se advierte, de acuerdo a la experiencia internacional en algunos mercados, que uno de los efectos de la competencia en el largo plazo, es la reducción del número de competidores y la consolidación de empresas líderes con productos de buena calidad o como se acostumbra decir ahora “producto de clase mundial”.  Como efecto derivado del proceso de consolidación, las empresas menos eficientes tendrán que salir del mercado.

Es en este punto es donde Pro-Competencia debe mantener una vigilancia constante sobre los nuevos agentes con poder de mercado, para que éstos no lo utilicen en practicas restrictivas a la competencia y, de esta forma lograr que los llamados beneficios de la competencia sean percibidos por la población en general.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas