Erosión de suelos reduce
productividad de San Juan

Erosión de suelos reduce<BR>productividad de San Juan

Modesto Rodríguez
J.modesto@hoy.com.do
El valle de San Juan de la Maguana, bautizado como el “granero del Sur”, por producir  habichuelas de entre 300 a 450 mil quintales anuales, va perdiendo su  productividad por la erosión de los suelos y otros daños, tras el paso de las tormentas Noel y Olga. San Juan aporta cerca del 40% de los 600 a 700 mil quintales producidos a nivel nacional cada año.

Varios factores diezman el  “prestigio” del valle como uno de los más productivos del país de habichuela y arroz.  Entre ellos el daño natural ocasionado por la incursión de los ríos en las parcelas, una “tibia” política de acompañamiento gubernamental, bajos precios de las habichuelas frente a un alto costo de producción y las fallas de funcionamiento del programa de pignoración por los atrasos en los pagos de los compromisos, por parte del Gobierno.

Según los informes, decenas de productores de habichuela y arroz, han tenido que abandonar las parcelas por la erosión en gran parte, debido a que  recuperarlos puede llevarse unos 10 años de manejo técnico.

Dirigentes del    El Comité Agropecuario Unitario  aseguran que la cosecha 2008 de habichuela quedará reducida en un 50%. En tanto la demanda de habichuelas se mantiene por encima de 1.1 a 1.2 millones de quintales anuales en los últimos 10 años.

Un informe  de Agricultura admite que por los daños de las tormentas se esperan  unos 167 mil quintales para el 2008.

Este fértil valle tiene una superficie terrestre de 3.569.39  kilómetros cuadrados y una población censada al 2002 de 265.562 habitantes. Es atravesado por numerosos ríos, entre los que destacan el río San Juan,  río Yaque del sur,  río Sabaneta, el Macasías y el Mijo. Cuenta con dos presas hidroeléctricas, la de Sabaneta y la de Sabana Yegua. El rendimiento por tarea en habichuela ha pasado de 1.8  a 2 quintales por tarea a 1.5 en lo general. Para la presente cosecha el promedio esperado es que no pase de 1.2 quintales por tarea.

Bolívar Alcántara, vicepresidente del Comité Agropecuario Unitario, y Eladio Arnaud, director técnico, explicaron a HOY su visión acerca de lo que consideran ha diezmado la producción y productividad del valle sanjuanero .

Alcántara asegura que el daño de Olga fue el más notable en los terrenos y en la agricultura y que agricultores de lugares como Palo Alto y otros sus parcelas perdieron la capa vegetal.

La siembra de habichuela fue muy afectada por las lluvias, dijo, y lo atribuyó que el operativo de preparación de suelos que realiza el Gobierno, llegó muy tarde y entonces las siembras fueron abatidas por las tormentas.

Luego, sostuvo Alcántara, la política de respaldo oficial ha sido muy “tímida”. La esperanza está  en la visita que se espera para este viernes, del secretario de Agricultura, ingeniero Salvador Jiménez.

 “El año 2007 ha sido muy malo para   nuestro agro”

El Comité Agropecuario  Unitario hizo un levantamiento del impacto de las tormentas Noel y Olga en el valle de San Juan. ¿Cuáles son los datos?       La cosecha de habichuelas quedaría reducida en un 50%.

 ¿Qué rubro tradicional quedó más afectado?  De los terrenos agrícolas en el valle de San Juan, los más afectados fueron las parcelas arroceras. Se necesita recuperarlos, y  eso afectará las próximas siembras del cereal.

¿Cuál ha sido la respuesta del Gobierno?  El Estado ha fallado en que en las cosas que prometió para ayudar a los productores, el Gobierno no ha distinguido entre los rubros principales y los de menos importancia.

¿Cómo valora usted los operativos de apoyo al productor anunciado por Agricultura?      El gobierno no ha pasado de lo tradicional que es el preparativo de las tierras que lo hace anualmente haya o no tormentas.

¿Cuál es el planteamiento concreto ante la situación?      Proteger a los comerciantes   pignoradores, el Gobierno otorgar  los permisos  para traer el déficit de producción, es el marco de la propuesta del Comité Unitario al gobierno en la reunión.