Enviado ONU en Haití pide ayuda urgente

Enviado ONU en Haití pide ayuda urgente

PUERTO PRINCIPE (AP).-El enviado de las Naciones Unidas en Haití instó el lunes a la comunidad internacional a ayudar económicamente al nuevo gobierno del presidente Rene Preval, y advirtió que el país podría sufrir otra crisis política si no se registran progresos el año próximo.

Juan Gabriel Valdés, que dejaba su puesto en Haití el martes después de dos años a cargo de la misión de paz de la ONU, expresó que Preval no podrá crear empleos y ofrecer seguridad a la nación sin la ayuda «inmediata’’ del exterior.

«Es crucial que el primer año pueda … mostrar a los haitianos que es capaz de generar algún cambio en sus vidas’’, declaró Valdés, de nacionalidad chilena, a la AP en su última entrevista antes de abandonar el país.

«Francamente sería intolerable ver que por la falta de asistencia (económica) internacional en este momento, el país regresa a la situación política y de seguridad anterior’’, indicó.

Preval, un ex presidente de 63 años, asumió el poder nuevamente el domingo, pidiéndole a la nación dividida que se una dos años después de una revuelta popular sangrienta que derrocó a su antecesor Jean-Bertrand Aristide, quien en el pasado fue su aliado.

Haití ha recibido cerca de dos tercios de los 1.200 millones de dólares de ayuda prometida por algunos donantes, pero Valdés dijo que hasta ahora no se ha invertido más de 200 millones de dólares en proyectos de desarrollo. Responsabilizó por las demoras en parte a las restricciones impuestas por las agencias internacionales para ver cómo se gasta el dinero, normativas que según dijo no deberían aplicarse en un país con las necesidades que tiene Haití.

«Un país en esta situación no puede ser obligado a seguir normativas que podrían llevarlo a la catástrofe política’’, manifestó.  Valdés también le pidió a Preval que tome medidas para reformar el sistema judicial de Haití, especialmente lo relacionado con la detención prolongada de prisioneros sin acusaciones.

Horas antes de que asumiera el poder el domingo, unos 1.300 reos que demandaban su liberación se amotinaron y enfrentaron con los guardias de una penitenciaría nacional, a pocas cuadras donde Preval juramentó.

La vasta mayoría de los presos no ha sido acusada o convicta de crímenes, y muchos permanecen detenidos desde hace años, sin ver a un juez.

«El sistema (de justicia) haitiano es muy corrupto’’, manifestó. «Queremos que el gobierno sea claro en indicar que quiere cambiar el sistema judicial’’.

Exhorta cooperación
NUEVA YORK (AFP).-
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) exhortó este lunes a los poderes ejecutivo y legislativo de Haití a trabajar de manera conjunta, luego de la asunción del Presidente René Preval. El cuerpo de 15 miembros enfatizó que “la celebración a tiempo de elecciones municipales, locales y la continuación de las parlamentarias es fundamental para un gobierno democrático”.

En un informe leído por el presidente de turno del Consejo de Seguridad de la ONU, el congolés Basile Ikouebe, el Consejo destacó otros desafíos que enfrenta Haití: “la necesidad de garantizar un ambiente seguro y estable, reforzar las instituciones democráticas, fomentar la reconciliación nacional y el diálogo político y proteger los derechos humanos y las leyes”.

También recalcó la necesidad de reformar y reforzar a la policía nacional, al sistema judicial y penal e implementar “proyectos visibles e intensivos que ayuden a crear empleos y servicios sociales básicos”.