Encuentro Económico
Sectores tomarán acciones para duplicar cobertura boscosa

<STRONG>Encuentro Económico<BR></STRONG>Sectores tomarán acciones para duplicar cobertura boscosa<BR>

La Mesa de Diálogo del Bosque  está trabajando en la elaboración de una estrategia para aumentar la cobertura forestal del país de 33 % a 67%. Esta Mesa está integrada por representantes de los sectores público y privado.

La Mesa de Diálogo del Bosque (MDB) está trabajando en la elaboración de una estrategia para aumentar la cobertura forestal del país de 33 % a 67%.

Así lo informaron  los integrantes de la MDB, quienes explicaron que la vocación forestal de la República Dominicana es de 67%, pero que  para llegar a ese porcentaje se necesita un cambio de conciencia en el sector privado y más  aporte del Gobierno.

Ramón Díaz, miembro de la MDB y representante de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales, indicó que la demanda de madera es de un millón de metros cúbicos al año, mayormente madera importada, que es casi de  88%.

Expresó que para lograr que toda la producción de madera sea nacional se necesita más o menos reforestar unas 25 mil tareas por año durante 20 años, que en total serian 500 mil hectáreas y significaría un costo de 20 millones de dólares por año.

“Actualmente solo se tienen unas 85 mil, es decir que nos falta 415 mil hectáreas”, dijo, al participar en el Encuentro Económico de HOY, junto a los miembros principales de la MDB José Elías González, Ginny Heinsen, Máximo Aquino, Sésar Rodríguez, Mamerto Valerio y Bernabé Mañón.

De su lado, José Elías González, miembro de la mesa y presidente de la Cámara Forestal Dominicana, explicó que el sector privado reclama tanto de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales como del Gobierno que fijen políticas forestales claras, y que se aplique la Ley General de Medio Ambiente (64-00) que plantea que se debe tener  una ley sectorial, que actualmente no se tiene.

González dijo que ahora se están  produciendo unos 20 millones de plantas pero que hay capacidad para 48 millones, y en el 2004 se propusieron unas 30 millones de plantas, lo que muestra que se está retrocediendo.

“Esto se debe a que la política forestal no está clara; queremos que el estado nos diga hacia donde vamos. 48 millones de plantas es poco, si se quiere llegar al 67% de cobertura forestal, se debe duplicar el ritmo”, expresó.

Díaz destacó que el ritmo desarrollado de reforestación en los últimos años ha dado un salto muy grande después del Programa de la Secretaría de Medio Ambiente Quisqueya Verde, donde en el 1996 eran solo dos mil hectáreas por año de plantas sembradas y del 1997 al 2000 aumentó a 4,500 hectáreas. Ahora se ha continuado a un ritmo de 4,500 a 6000 hectáreas.

Expuso que el sector privado juega un papel muy importante para la reforestación, ya que muchas tierras son privadas y además manejan los viveros.

Según explicó, el problema no está en producir plantas, de las cuales se producen 30 a 40 millones al año, sino en que la demanda  es insuficiente. “Si no se crean las condiciones para que el sector privado demande plantas, se puede producir mucho, pero mueren porque no hay salida”, dijo.

González enfatizó que para una mayor demanda  privada, el Estado debe tener una política clara de producción de madera y  aumentar los incentivos, porque a las empresas les resulta mejor importar que comprar localmente.

El país debe tener política de reforestación

El subsecretario de Recursos Forestales de Medio Ambiente, Bernabé Mañón, considera como  importante que el país tenga una política bien definida sobre reforestación.

Dijo que se deben utilizar los bosques para tener cobertura forestal y no pasto, como ahora.

Anunció que la Secretaría de Medio Ambiente ha iniciado una campaña para que los campesinos aprovechen más la tierra de zonas lejanas con la instalación de invernaderos y a la vez se motiven a sembrar y cuidar las plantas de los alrededores.

Opinó que uno de los sectores más difíciles que tiene el país es el forestal, porque la foresta afecta a la economía, a la agricultura, agua, medio ambiente y demás.

“Todavía hay personas que creen que forestar no es importante, por lo que hay que crear conciencia. Somos una islita, y la tratamos como un continente. Si no se tienen los controles específicos, vamos a tener problemas”, previó.

Mañón resaltó que es necesario una educación ciudadana para cuidar los árboles, donde todos se aboquen a cuidar los árboles y a plantarlos en todas partes.