En sólo cien palabras

En sólo cien palabras

POR EMILIO LAPAYESE
Lamentamos la marcha de Jacinto Peynado.
Hombre de éxito social, empresarial y político, se ganaba la simpatía y el respeto de quienes le conocían.

    Aunque tuvimos pocas oportunidades de tratarle, somos testigos de su hombría de bien, su solidaridad efectiva y su inconfundible estilo personal que provocaba adhesiones.

    Sintetizaba problemas con seguridad, sin perder tiempo, realista, dotado del difícil ingenio de la perspicacia que le permitió desenvolverse en el mundo empresarial, de la política y en el manejo de asuntos de Estado.

    El país necesita gente así, capaz y generosa. 

    Como Jacinto Peynado.

    Amigo consecuente.

    Hará falta.

    Descanse en paz.

————-

 e.lapayese@verizon.net.do