En qué parte del cuerpo se forman los abscesos internos

En qué parte del cuerpo se forman  los abscesos internos

El estudio, publicado por la revista “New England Journal of Medicine”, demuestra por primera vez que el desarrollo pulmonar anormal antes de la edad adulta es, junto con el tabaquismo, un factor de riesgo para padecer EPOC. Archivo.

Abscesos internos se forman en el interior de un órgano o cavidad del cuerpo. Existen diferentes clases de abscesos internos y por lo general pueden ser causados por una gran diversidad de microorganismos. Todos los abscesos internos requieren atención médica.

¿Dónde se pueden desarrollar?

Pueden formarse abscesos en los pulmones por las complicaciones de una neumonía.

También en el abdomen pueden formarse abscesos como resultado de infecciones de vesícula biliar, hígado, riñones, intestino o de los órganos pélvicos de la mujer. Estos pueden presentarse como complicaciones de una intervención quirúrgica abdominal.

La apendicitis es un absceso que se forma por obstrucción del apéndice y que ocasiona dolor agudo en la parte inferior del abdomen.

Por último, pueden surgir abscesos en el cerebro y otros órganos del cuerpo.

Algunos de los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar un absceso o forúnculo son:

• La desnutrición

• La terapia prolongada con esteroides, debido a que debilita el sistema inmunológico.

• La mala circulación sanguínea en el área afectada.

• La mala higiene personal

• La exposición al ambiente sucio o con polvo

• Diabetes

• Quimioterapia contra el cáncer y/o el sida

• Quemaduras graves o traumatismo grave

• La adicción de drogas por vía intravenosa o el alcoholismo crónico.