En honor a Clemente

En honor a Clemente

MANAGUA.- Antes de la medianoche del 31 de diciembre arribó a Nicaragua, procedente de Puerto Rico, el hijo del legendario pelotero Roberto Clemente, haciendo el viaje que no pudo completar su padre hace 33 años, cuando el avión en el que viajaba cayó al mar.

Roberto Clemente hijo, comentarista deportivo de la cadena estadounidense ESPN, llegó a Managua a las 23.10 (17.10 GMT) en un avión DC-7 trayendo consigo 7,257 kilos de ayuda humanitaria que serán entregados a la primera dama Lila T. de Bolaños.

La carga transportada y el avión utilizado fueron iguales a los del 31 de diciembre de 1972, cuando Clemente padre salió a socorrer a los miles de damnificados que dejó un terremoto en Managua.

Al llegar a la terminal aérea donde fue recibido por Ariel Montoya, secretario del presidente Enrique Bolaños, Clemente hijo declaró que estaba cerrando un capítulo de su vida pues sentía como una especie de culpa.

El hijo del astro boricua del béisbol que militó hace más de 30 años en los Piratas de Pittsburgh recordó a los funcionarios que le recibieron en la terminal aérea que cuando su padre hizo aquel viaje a Nicaragua, él le pidió que no fuera porque el avión se iba a caer.

Su padre no le dio importancia a su afirmación cuando tenía 6 años. ‘’Te veo al regreso’’, le respondió.

El avión se precipitó al mar, junto con el cargamento humanitario, formado por la misma cantidad de kilos de ayuda que Clemente hijo transportó el sábado.

La ayuda humanitaria era para los damnificados que dejó el terremoto del 22 de diciembre de 1972, el cual destruyó Managua y dejó más de 10,000 muertos.

Montoya dijo a The Associated Press que la ayuda humanitaria será entregada a la primera dama Lila T. de Bolaños para después distribuirse a personas necesitadas.AP