En el Riíto viven en condiciones de una extrema insalubridad

En el Riíto viven en condiciones de una extrema insalubridad

Villa Esperanza, La vega. El descuido de las autoridades municipales y gubernamentales en el Riíto es visible y, a la vez, indignante. Allí hay mucha basura y proliferan el mal olor, los mosquitos, las heces fecales y las aguas negras que están a la vista de todos y son un peligro para más de 800 niños que viven aquí.

Los moradores aseguran que llevan más de 30 años en esa situación y que han visto morir a muchos de sus familiares mientras escuchan promesas falsas que se desvanecen con el tiempo.

Aseguran que tienen temor a que haya un brote de la fiebre del Chikungunya, ya que el entorno es un criadero de mosquitos y toda clase de insectos.

Brenda Gómez, una de las residentes, tiene cuatro niños de 4, 7, 8 y 10 años, y manifiesta que como han sufrido brote de muchas enfermedades ella teme que haya otros males.

“Aquí la gente muere lentamente. Es una muerte fatal porque es de hacinamiento, de exclusión social, de ignorancia, de pobreza, de falta de una mano amiga”, dice Eladia Payano, quien lleva años como portavoz de los problemas que aquejan al Riíto.

Ramón Antonio Moronta, a quien la edad le ha permitido ver todas las etapas de los problemas que enfrentan a diario, indica que ya no tiene olfato y que ha sufrido en carne propia todas las enfermedades contagiosas y no contagiosas que han afectado a los residentes de este barrio.

Cañada. En medio de la barriada hay una cañada que hace un recorrido de unos 5 kilómetros. Esta cañada nace en Riíto, a unos 200 metros del centro histórico de La Vega, y muere en el Río Camú, por Monte Grande.

A Danilo. Los moradores de la zona dijeron que es urgente que el presidente Danilo Medina dé una vuelta por el lugar para que pueda palpar con sus propios ojos la magnitud del problema.

Argumentaron que el mandatario ha visitado muchos lugares pero nunca ha venido a esta ciudad para saber de qué adolecen.

“Nosotros no aguantamos más esta situación, estamos cansados pero no desmayaremos hasta que logremos que el presidente de la República, Danilo Medina, venga aquí y venga donde nosotros para que vea cómo es que está el lugar, donde habitamos unas 20 mil personas. El hace muchos recorridos pero nunca nos toma en cuenta, como que no existimos”, dijo la presidenta de la Junta de Vecinos, Eladia Veras.

Por otro lado, dijeron que es terrible lo que sucede cada vez que llueve y aumenta el caudal de la cañada. Aseguraron que nadie debe vivir así.