En el Día Internacional de la Mujer

En el Día Internacional de la Mujer

POR FÁTIMA ÁLVAREZ
El Día Internacional de la Mujer atrapa a las   dominicanas con los problemas del anterior, sólo que en algunos casos con más altos índices negativos. La obtención del derecho al voto, a puestos de trabajo en condiciones de igualdad, a un espacio en las instancias de decisión, entre otros, demuestran que las mujeres han trillado un camino en provecho de la igualdad de género.

Aunque las universidades están llenas de féminas, el porcentaje de desempleo femenino es mayor que el masculino. Las mujeres ganan entre 20% y 30% menos que los hombres y desempeñan tan solo el 1% de los cargos directivos, según la OIT.

Los esfuerzos por erradicar la pobreza  no reducen en la mujer su condición de “la más pobre entre los pobres”.

La mujer sigue siendo objeto de uso y desuso. Según la OIT constituyen el 70% de los pobres del mundo; la violencia es una de las principales causas de muerte y discapacidad en las mujeres de 16 a 44 años, según el Banco Mundial y Onusida, y la publicidad sigue usándola como objeto sexual.

La lucha sin cuartel contra la ignorancia busca a todo costo la igualdad entre las mujeres.

Eso es parte del compromiso de la Secretaría de la Mujer y de su ejecutiva Gladys Gutiérrez. Los resultados serán a mediano y largo plazo, pero no se puede cejar en el empeño.

Gutiérrez reconoce el aporte, pero sabe que el trabajo excede a las posibilidades reales de un ministerio: es un compromiso de todas las mujeres y todos los hombres de la nación.

A continuación, parte del discurso de la secretaria de Estado de la Mujer, Gladys Gutiérrez:

“Comienzo estas palabras con un abrazo solidario a todas las mujeres que con su ejemplo cotidiano aportan al desarrollo del mundo.

Esta Secretaría de Estado de la Mujer es compromisaria de que se cumplan los derechos civiles y políticos de las mujeres, a través de la transversalización del enfoque de género en las instancias del Estado para lograr una verdadera equidad de género.

En este Día Internacional de la Mujer tenemos un reto por delante de ampliar nuestros compromisos tanto nacional como internacionalmente, para de esta manera hacer cumplir nuestras metas y objetivos, tomando como instrumento nuestro Plan Nacional de Equidad de Género (PLANEG).

En esta fecha es importante y necesario recordar a aquellas mujeres que con su ejemplo y brillante talento político rompieron esos muros que les impedían desarrollar sus ideales y su papel de verdaderas mujeres comprometidas.

Ejemplo de esas mujeres son: María Trinidad Sánchez, que sin existir espacio público para las mujeres cayó fusilada por las fuerzas conservadoras; Abigail Mejía, que logró la ciudadanía plena de las mujeres con su derecho al voto; Minerva Mirabal, que hizo frente a la dictadura del más cruel tirano y logró organizar una red clandestina  en todo el territorio nacional en contra de la tiranía.

Estamos esperanzadas en que el involucramiento de nuestro gobierno, las ONG y la sociedad civil en sentido general, participemos juntos/as en este gran reto de convertir en realidad nuestra utopía y sueño de lograr insertarnos en todos los estamentos como son: Congreso Nacional, empresas públicas y privadas, y de manera específica en el sector salud, educación y bienestar social.

Es bueno recordarles a nuestras mujeres que hay trabas que romper y muros que derribar, y que la democracia sin las mujeres no es democracia.