En Ecuador quieren que se vayan «todos» los políticos

En Ecuador quieren que se vayan «todos» los políticos

Quito, 9 may (EFE).- Varios sectores sociales de Ecuador que forman el denominado «movimiento forajido», insistieron hoy en su demanda de «que se vayan todos» los políticos y anunciaron una vigilancia estrecha al Gobierno del presidente, Alfredo Palacio.

Napoleón Saltos, dirigente de la Coordinadora de Movimientos Sociales y de los «forajidos», solicitó hoy a los diputados del Congreso unicameral que renuncien a sus cargos para dar paso a un proceso de «refundación» del país.

Saltos recordó que fueron los denominados «forajidos» los que protagonizaron las multitudinarias protestas que llevaron a la salida del poder del ex presidente Lucio Gutiérrez, el pasado 20 de abril, cuando demandaban, además, «que se vayan todos» los diputados.

Gutiérrez fue destituido por el Congreso que declaró un confuso «abandono del cargo» del ex gobernante, cuando éste se encontraba en el Palacio presidencial de Carondelet, ejerciendo funciones de jefe del Estado, aunque acosado por las masivas protestas de los «forajidos» en Quito.

Palacio, que era el vicepresidente de Gutiérrez, fue designado por el Congreso como nuevo jefe de Estado, aunque algunos sectores sociales tampoco avalaron esa designación, por considerar que el Parlamento carecía entonces de legitimidad ante la población.

«En este momento los diputados deberían escuchar la voz al pueblo que pide que se vayan todos», añadió Saltos, tras hacerse eco de varias encuestas en las que el Congreso aparece como una institución con un escaso margen de aceptación de la población.

Una encuesta advirtió hace quince días de que el 77 por ciento de la población apoyaba elecciones anticipadas para designar a los cien diputados del Congreso Nacional, por considerar que ellos son los responsables de la mayoría de problemas políticos en el país.

Por su parte, el religioso Eduardo Delgado, que también lidera al grupo de los «forajidos», reclamó al presidente Palacio la convocatoria a una Asamblea Constituyente y una consulta popular para que la población determine «los cambios que requiere el país».

«Hay un mandato de los forajidos, que estamos de pie; (los políticos) no se pueden burlar de esta lucha», señaló Delgado, tras recordar que su colectivo ha convocado a una manifestación para el próximo jueves.

Delgado aclaró que las demandas de los movimientos sociales incluyen la suspensión de las negociaciones con Estados Unidos para crear un Tratado de Libre Comercio, así como la anulación del convenio para el uso de tropas estadounidenses de la base ecuatoriana de Manta.