En aniversario de muerte de Orlando reconocen periodistas

En aniversario de muerte de Orlando reconocen periodistas

SAN JUAN DE LA MAGUANA. En un acto en el que se mezcló alegría, nostalgia y hasta protesta, y en conmemoración del 40 aniversario del asesinato de Orlando Martínez, seis periodistas fueron galardonados ayer, en el Museo Plaza de los Mártires del Periodismo Universal que lleva el nombre del comunicador.

En la cuarta versión del premio Distinción, Ética y Moral al Periodismo Dominicano, fueron reconocidos Ángela Peña y Roberto Cavada, del Grupo de Comunicaciones Corripio.También Rafael Núñez Grassals, cuya estatuilla la recibió uno de sus hijos por estar afectado de salud, Rafael Reyes Jerez, Víctor Ramón Piña Cámpora y Claudio Montero Lebrón, nativos de esta ciudad y Las Matas de Farfán.

Además, recibió un galardón el ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, y de paso interpretó una de las canciones presentadas en Siete Días con el Pueblo.

Entregaron los premios a Cavada y a Peña, la alcaldesa Hanoi Sánchez Paniagua; Rossi Terrero, directora del Museo Orlando Martínez, y Servio Martínez, uno de los hermanos del malogrado periodista.

Peña indicó que trabajó con Martínez en la Revista Ahora y en El Nacional, y que su coraje, gallardía y osadía la marcaron para siempre, porque en sus trabajos de investigación ha estado y estará presente.

En tanto, Cavada dijo carecer de palabras para agradecer la receptividad, el cariño y afecto que ha recibido desde 1997, cuando vino al país, en una misión para restablecer las relaciones diplomáticas y comerciales con su patria, Cuba.

Las palabras de clausura estuvieron a cargo del ingeniero Sergio Martínez, hermano de Orlando.

La cantautora Alicia Varoni interpretó un repertorio que incluyó una canción dedicada a la memoria de Martínez.

Luis Scheker Ortiz leyó un poema alusivo a Orlando Martínez e hizo lo propio Marino Vinicio Castillo.

Los periodistas Marino Zapete, Altagracia Salazar y Adalberto Grullón y el dirigente de izquierda Narciso Issa Conde, quienes también iban a ser galardonados, al notar la presencia de Castillo y de Víctor Gómez Bergés abandonaron el lugar.