Empresas pierden crédito de suplidores externos

Empresas pierden crédito de suplidores externos

El sector empresarial dominicano perdió el crédito de suplidores internacionales por efecto del aumento del riesgo país, resultado del fuerte proceso devaluatorio que actualmente afecta la República Dominicana, afirmaron representantes de la Asociación de Ferreteros, ASODEFE.

Explicaron, además, que todos los créditos están cerrados, inclusive, a nivel de Estados Unidos y de otros países con los que la República Dominicana tiene relaciones comerciales importantes.

Esas informaciones las ofreció el presidente de ASODEFE, Arturo Espinal, quien participó en el Encuentro Económico de HOY junto a Domingo Díaz Javier, Idelfonso Vásquez y Luis de los Santos, miembros de la junta directiva.

Según Díaz, la calificación de riesgo-país que tiene la República Dominicana es negativa y ha afectado las operaciones comerciales del sector privado dominicano en el exterior, porque ya nadie quiere venderle a crédito.

Espinal explicó que los ferreteros llevan varios años participando en ferias internacionales y refirió que todavía en el 2001, cuando se decía que había una misión de empresarios dominicanos en esos cónclaves, todos los expositores se lanzaban a la caza de los criollos, porque los veían como gente con la cual se podía hacer negocios rentables.

«Eso lo hacían porque se veía a República Dominicana como un país atractivo, con un crecimiento estable y estabilidad cambiaria, entre otros. Eramos la Meca del Caribe. Ahora ya no quieren saber de nosotros. Ya no les interesa conversar, porque no hay crédito», comentó Espinal.

Explicó que si un suplidor envía mercancía con una moneda de cambio a RD$40.00 por US$1 y el empresario dominicano vende el producto en pesos y cuando va a pagar la tasa está a RD$60 por US$1, le es imposible cumplir con el compromiso internacional.

«Eso significa para nosotros, como empresarios, que esas son otras puertas que se cierran, por lo que no hay financiamiento disponible en el mercado internacional», sostuvo.

En tanto, el diputado peledeísta Idelfonso Vásquez, miembros de la directiva de ASODEFE, citó un caso que le ocurrió en Chicago, Estados Unidos, donde quedó demostrada la poca capacidad que ahora tiene el país como receptor de crédito internacional.

«Fuimos un grupo de ferreteros a Chicago en agosto del año 2000. Nos identificaron como dominicano. Pasamos por un stand y un señor nos preguntó que de dónde éramos y nos llamó y como no les hicimos casos, el tipo nos cayó atrás», explicó.

Agregó que «ese señor nos dijo que quería invitarnos al hotel y ofrecernos un almuerzo. Era un alemán que tenía una fábrica de herramientas de extrema calidad que quería que éstas fueran comercializadas en el país con garantía de por vida. Le preguntamos que por qué mostraba tanto interés en los dominicanos y respondió que tenía informes buenos de República Dominicana y que quería penetrar al mercado».

Vásquez comentó que esa buena imagen que tenía el país hace unos años ya se fue abajo y que al contrario, hoy nadie quiere venir a invertir y en las ferias, ni se les acercan.

«Sin nada de jactancia, cuando viajábamos, el grupo que iba de República Dominicana tenía citas previas organizadas con empresas por ejemplo de México, Chicago, de Europa, porque el país tenía una imagen totalmente diferente a la de hoy. Teníamos que dar citas extras», expresó.