Empresarios rechazan propuesta
sube salarios

Empresarios rechazan propuesta <BR>sube salarios

POR SOILA PANIAGUA
La cúpula empresarial dominicana consideró ayer “inconstitucional y extemporáneo”, la propuesta de un aumento general de salarios de 30% formulada por el senador Ramón Alburquerque, en momentos en que la economía se fortalece y la población empieza a recuperar su capacidad de compra.

Hablando en nombre de los sectores productivos, Elena Viyella de Paliza, presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), consideró inconstitucional la propuesta de Alburquerque, ya que las negociaciones y discusiones sobre aumentos de sueldos deben realizarse en el seno del Comité Nacional de Salarios y no en el Congreso Nacional.

La dirigente empresarial se expresó en esos términos, ante la propuesta del senador perredeísta para que se aumente un 30% a los empleados públicos y privados, la cual fue apoyada ya por la oposición política.

«Es curioso que cuando precisamente está bajando la tasa de cambio y se está fortaleciendo el peso y están bajando los intereses bancarios, se esté hablando de propuesta en ese sentido. Creo que hay que darle tranquilidad al país», dijo.

Viyella habló con los periodistas, luego de una reunión que se prolongó por varias horas, en la que participaron los empresarios Jorge Iván Ramírez, Guillermo León Noel, Campo de Moya, Yandra Portela y Arturo Peguero, entre otros.

Viyella reconoció que “es importante aumentar la capacidad de compra de la población, pero en estos momentos lo fundamental es sanear las finanzas públicas».

Afirmó que más que aumentar el salario, es prioritario sanear las finanzas públicas y controlar la inflación y la población darle la oportunidad al gobierno, de hacer su trabajo que es equilibrar la economía.

«Entendemos que en este momento, presionar un aumento general de salarios, podría traducirse en una mayor inflación que podría revertirse negativamente en este proceso en que se está tratando de encauzar medidas de austeridad con una reforma fiscal y con el equilibrio de las finanzas públicas», dijo.

Agregó que en esta coyuntura en que se encuentra la nación,  la prioridad es el control de la inflación y que tiene que sanearse las finanzas públicas y, sobre todo, recuperar la estabilidad monetaria y económica.

“Para eso, tenemos que permitir que las autoridades puedan realizar el trabajo que le fue encomendado», sostuvo.

Dijo entender que es acompañado de un mejoramiento de la administración del Estado y de la eficiencia y su capacidad de recaudación de impuesto, lo que sí puede impactar de manera general a toda la población y no tan sólo a un grupo.

Agregó que  el país es como una locomotora y que «tenemos que pensar que necesitamos que esa locomotora arranque y que nos lleve hacia un desarrollo sostenible y un mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad».

Urgió en la necesidad de que todos los sectores de la vida nacional se pongan de acuerdo, para permitir que las medidas que tomen las autoridades surtan sus efectos con  tranquilidad y orden.

«Tenemos que tratar de que las condiciones de vida mejoren para todo el mundo. Para ello, una de las condiciones fundamentales es que se puedan crear más empleos y que haya un dinamismo en la economía que promueva el crecimiento y disminuya el tamaño de los déficits y mejore la estabilidad y crecimiento de la economía», expresó.