Empresariado rechaza en pleno intento de aumentar tarifas

Empresariado rechaza en pleno intento de aumentar tarifas

POR SOILA PANIAGUA
La cúpula empresarial mantuvo ayer su posición de rechazo al proyecto de aumento de la tarifa que se cobra por los servicios que ofrece la Autoridad Portuaria Dominicana, pero acordaron formar una comisión para analizar la situación de los puertos.

Así lo explicaron ayer José Elías Valdez, director de la Autoridad Portuaria Dominicana (APORDOM), Lincoln Hernández, presidente del consejo de administración de ese organismo y Elena Viyella de Paliza, presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

«Formamos una comisión que integran tanto la Autoridad Portuaria, como representantes del CONEP, para evaluar el proyecto de régimen tarifario que tratamos de implementar», dijo Valdez, al término de una reunión que se llevó a cabo ayer en la sede del CONEP.

De su lado, la presidente del CONEP dijo que se decidió formar una comisión mixta de representantes de los sectores privado y público, para evaluar la imperiosa necesidad de reestructurar la APORDOM.

Los miembros de la comisión, cuyas reuniones iniciarán a partir de esta semana, evaluarán la situación real y actual de los puertos.

Valdez reiteró su rechazo a las versiones de que la tarifa de los servicios portuarios será aumentada en un 300 por ciento y que la nómina tenga más de 6,000 empleados.

«Ese proyecto de aumento se va a consensuar a partir de esta reunión», puntualizó Valdez.

En la reunión entre los integrantes del comité ejecutivo del (CONEP) y representantes de diversas asociaciones empresariales, así como con funcionarios de la APORDOM, se destacó la necesidad de modernizar los puertos, adecuar su infraestructura y reducir los costos de operación y manejo de cargas y pasajeros.

También se destacó la pertinencia de adecuar los ingresos y gastos de la APORDOM a la realidad nacional y a los servicios que ofrece, y buscar alternativas que permitan a la misma balancear su presupuesto sin necesidad de aumentar los costos de operación de los puertos ni del manejo de cargas y pasajeros.

«El sector empresarial, preocupado por la falta de competitividad de los sectores productivos nacionales de bienes y servicios, entiende que es momento de prudencia y de trabajo armónico en aras de que podamos contribuir a la mayor creación de empleos», dijo Viyella de Paliza.

Ponderó la importancia de que se incrementen los volúmenes de cargas que manejan los puertos «y esto sólo se puede lograr si somos competitivos en el entorno internacional».