Emilio Lapayese – En sólo cien palabras

Emilio Lapayese – En sólo cien palabras

Los funcionarios no renuncian, aunque fracasen.

Envueltos en graves escándalos, los responsables de la administración pública se aferran a sus cargos.

Ni Justicia ni vergüenza les mueven.

Pidió Abinader la renuncia de la Junta Monetaria, pero el criminal fracaso de las autoridades monetarias no pareció suficiente.

Como tampoco renuncia ningún responsable del inoperante sector eléctrico.

Prometió el secretario de Salud su renuncia si no suplían oportunamente los recursos previstos para los hospitales.

Pero no renunció.

Aunque en los hospitales no haya de nada, ni para jeringuillas.

Los guantes estériles se rompen porque están vencidos hace siete años.

Pero nadie renuncia.