Embalses de Tavera y Bao bajan aportes a acueducto

Embalses de Tavera y Bao bajan aportes a acueducto

Barrios y urbanizaciones del centro de Santiago podrían sufrir serias limitaciones en el abastecimiento de agua potable, pues los caudales de las presas que abastecen al acueducto han bajado considerablemente.

SANTIAGO.  Más de la mitad de los barrios, urbanizaciones y la parte céntrica de esta ciudad se verán   afectados por la falta de agua potable si continúa la  reducción del embalse de las presas  Tavera-Bao.

La  situación  ha provocado  inconvenientes en el  suministro del líquido por parte  de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), hasta el extremo que, de persistir  se podrían  reducir  hasta 30 millones de galones por día.

El gerente de operación y mantenimiento de Coraasan,  Héctor Jáquez,   definió la situación como “crítica”,   para los residentes en los sectores de la parte alta de la ciudad y zonas periféricas.

Entre los lugares citó a Cienfuegos, Gurabo, la parte alta de la ciudad, Puñal, la zona Sur de la ciudad,  que comprende La Villa, La Mina, Hato Mayor, Los Jazmines, Bella Vista, Arroyo Hondo, y toda el área que depende del depósito localizado en los Cerros de Gurabo.

Jáquez  explicó que la temporada ciclónica no ha traído la lluvia suficiente para  recuperar los niveles de las presas Tavera-Bao, a fin de garantizar el servicio normal del agua.

“Si la cantidad de agua almacenada en los embalses de esas presas continúa descendiendo, nos veremos  en la necesidad de regular el suministro a los usuarios, aplicando un plan de abastecerlos de manera interdiaria”, dijo.

El funcionario manifestó que el nivel máximo de los referidos embalses es de 327.50 metros sobre el nivel del mar, lo que significa que, a partir de ahí, el agua que ingrese debe ser vertida a través de las compuertas, a fin de preservar la seguridad de estas.