El príncipe Felipe, animado en su 92 cumpleaños en el hospital

El príncipe Felipe, animado en su 92 cumpleaños en el hospital

Londres. AFP. El príncipe Felipe, cumplió hoy 92 años, está animado y continúa su recuperación en un hospital de Londres donde recibió por primera vez la visita de su esposa, la reina Isabel, tres días después de haber sido operado del abdomen.  

La soberana, que iba vestida con un traje de chaqueta blanco, llegó poco antes de las 19H00 locales a la London Clínica, donde permaneció algo más de media hora.  

Aunque no hizo ningún comentario a la salida, parecía relajada cuando volvió a subirse a su Bentley oficial. 

Poco antes de la llegada de la reina, el palacio había indicado que el duque de Edimburgo «mejora según lo previsto» y «está tranquilo y con buen ánimo».  

«Permanecerá en el hospital hasta dos semanas y luego se espera que requiera un periodo de convalecencia de aproximadamente dos meses», agregó en un breve comunicado.  

Poco antes, el menor de sus cuatro hijos, Eduardo, fue el primer miembro de la familia real en visitar al príncipe Felipe desde que ingresó en el centro, el pasado jueves.

Interrogado a la salida por los periodistas sobre cómo estaba su padre, Eduardo contestó: «Bien, gracias».  

El cumpleaños de Felipe, el príncipe consorte más longevo en el puesto de toda la historia de la monarquía británica, fue marcado actualmente con dos salvas de cañón en Hyde Park y en la Torre de Londres y otras tres en Escocia, Gales e Irlanda del Norte.  

El primer ministro, David Cameron, envió al príncipe Felipe una felicitación a través de su cuenta en Twitter, en la que escribió: «Deseo al duque de Edimburgo un muy feliz  92 cumpleaños mientras se recupera hoy en el hospital».  

Felipe fue sometido el  pasado viernes a una «operación exploratoria» en el abdomen bajo anestesia general sobre la cual el palacio no ha dado detalles.  

Los resultados de esta operación, que según el palacio estaba programada y respondía a exámenes realizados en el transcurso de la semana anterior, están siendo analizados.  

La reina Isabel, de 87 años, pasó el fin de semana en el castillo de Windsor, en el oeste de Londres, sin la compañía de quien ha sido su principal respaldo desde que se casaron, en 1947, y sobre todo desde que fue entronizada, en 1952.  

El duque de Edimburgo, que ha gozado hasta ahora de una vitalidad excepcional para su edad, redujo sus actividades oficiales al llegar a los 90 años, aunque sigue cumpliendo todavía con numerosos compromisos cada año. 

Esta es su cuarta hospitalización desde diciembre de 2011 y debería ser también la más larga.

El príncipe Felipe estuvo ingresado en dos ocasiones el año pasado debido a una infección urinaria y en diciembre anterior tuvo que ser operado de urgencia de una obstrucción coronaria.