El presidente Trump favorece a unos sindicatos más que a otros

El presidente Trump favorece a unos sindicatos más que a otros

El presidente Donald Trump promete que su puerta siempre está abierta para los sindicatos, pero en la realidad, está más abierta para unos que para otros.
Trump se ha reunido con gremios de la construcción, a los cuales conoce muy bien desde sus años como magnate de edificios y hoteles. También se ha reunido con sindicatos automovilísticos, del acero y del carbón, que lo apoyaron en la campaña electoral. Pero no ha habido invitación para otros sindicatos, los que representan a 14.6 millones de trabajadores que realizan negociaciones colectivas con los empleadores. «Pueden ustedes decirle al Congreso que los sindicatos de la construcción del país están muy unidos con su presidente», declaró Trump a la Asociación de Sindicatos de la Construcción, a pesar de que en ese mismo discurso prometió: «Los líderes de los sindicatos del país siempre tendrán la puerta abierta con Donald Trump». La realidad es que Trump no ha cortejado a todos los líderes sindicales, ni ha apoyado todas las prioridades del movimiento obrero. Por ejemplo, se opone a aumentar el salario mínimo.