El poder de las sales del Himalaya

El poder de las sales del Himalaya

Aunque muchos la conocemos por sus beneficios en la cocina, especialmente en las carnes y ensaladas,  quiero comentarles del impacto positivo de estas sales en la mente y el cuerpo. La sal del Himalaya proviene de Pakistán y es rica en calcio, magnesio y potasio, entre otros potentes componentes. Es una de las sales más puras, ya que no solo se conserva en un entorno virgen rodeado de nieve y hielo, sino que la lava también la protege de la contaminación y su color rosado se debe a que está llena de minerales y hierro. Esta sal bien molida, como una exfoliación, es magnífica para eliminar el acné: debes dejar la exfoliación unos cinco minutos y luego retirar con abundante agua, esto te  producirá resultados inmediatos. Para eliminar toxinas de tu cuerpo,  hacerte un baño de estas sales una vez al mes es una maravilla, estimula la circulación, permite aliviar dolores de reumatismo, artritis, dolor de cabeza, destapa los poros tapados, aporta vitaminas y minerales a la piel y sobre todo, te relaja y  libera del estrés para que duermas como un bebe. Si no puedes hacer un baño de cuerpo completo,  al menos dos veces por mes, sumerge tus pies en ellas y recibe sus curativos beneficios.