El paternalismo, uno de los errores de la revolución cubana

El paternalismo, uno de los errores de la revolución cubana

El gobierno socialista cubano puede exhibir decenas de logros que se resumen en índices de educación y salud que compiten con países del primer mundo, pero sus principales errores han sido, según dos de sus representante diplomáticos, el paternalismo y una política impositiva ineficiente.

La vecina isla invierte más del 50% del presupuesto de gastos públicos en eduación y salud, servicios que son gratuitos; y según un informe del Unicef, es la única nación de América Latina y el Caribe que ha eliminado la desnutrición infantil.

Su tasa de mortalidad infantil es 4.6 por cada mil nacidos vivos, la más baja de las Américas. Y en materia educativa se sitúa como el país de la región con mayor índice de desarrollo. Cuba tiene 134 médicos por cada 10,000 habitantes, y la expectativa de vida es de 79 años.

Pero dos detalles empañan esos logros: el paternalismo y una política fiscal deficiente, según las explicaciones de Alexis Bandrich Vega, embajador de Cuba en el país. “El error más grande de Cuba es que se puede vivir sin trabajar, y es una gran distorsión ese parternalismo de no excluir a nadie, de no dejar a nadie fuera: alimentos subsidiados, estudios superiores, todo eso sin pagar un centavo.